.
CHILE El llamado de Boston Consulting Group a la banca para aprovechar oportunidades del Bitcoin
viernes, 12 de febrero de 2021
RIPE:
DIARIO FINANCIERO

Asimismo, el Deutsche Bank sostiene que existen oportunidades en el sector financiero ante el boom de los activos digitales

Diario Financiero

La principal criptomoneda del mercado, el Bitcoin, desde hace varias semanas está en un rally alcista e incluso llegó a romper nuevamente una barrera de los US$ 48.925 en las últimas 24 horas de acuerdo a datos de CoinDesk.

Bajo este panorama, Boston Consulting Group (BCG), una de las consultoras más importantes a nivel global, expone que uno de los principales cambios a los que se debe adaptar la banca es la adopción de las criptomonedas.

Para BCG, "los clientes de la banca y los inversionistas institucionales están cada vez más interesados en sus posibilidades, por lo que los bancos no deben ignorar esta oportunidad".

Uno de los pioneros fue BNY Mellon. El banco de inversión más antiguo de Estados Unidos planea convertirse en un gestor de criptomonedas del mercado para finales de 2021.

Otra muestra del interés por la adopción de las monedas digitales es que BCG resalta que el capital invertido por operaciones en criptomonedas ha aumentado desde aproximadamente US$ 5 millones en 2015 a casi US$ 20 millones durante el primer semestre de 2020.

Con esta realidad, la consultora estima que los bancos pueden tener éxito si las incorporan en sus operaciones. El managing director & partner de la entidad, Oriol Solans, sostiene que "las criptomonedas pueden ayudar a los bancos a impulsar su competitividad en el entorno empresarial cada vez más digital. El primer paso es crear su propia conciencia: explorar cómo las criptomonedas pueden ayudarlos a atraer nuevos clientes".

Solans enfatiza que "la clave no es estar a la moda, sino es estar preparados para un futuro que indiscutiblemente está llegando".

Las cinco recomendaciones de BCG
BCG sugiere cinco acciones que deben tomar las entidades financieras. La primera, ayudar a las empresas emergentes a evitar los mercados de capital ordinarios, en los cuales la oferta de monedas se convierte en el vehículo principal para financiar la nueva empresa.

La segunda, proporcionar servicios de comercio de divisas digitales y pagos, así como transacciones digitales habilitados para criptografía. Una tercera recomendación es ayudar a los clientes a invertir directamente en criptomonedas. La cuarta opción es ofrecer inversiones inmobiliarias en las que la tecnología blockchain permita que las transacciones sean más confiables. Y por último, integrar las criptomonedas con plataformas de pago establecidas u otras ofertas existentes.

La mirada de Deutsche Bank
El Deutsche Bank está observando positivamente el auge de los activos digitales. El head of digital products de Deutsche Bank Securities Services, Samar Sen, resalta que "estamos viendo que muchos más inversionistas institucionales que ahora asignan partes de sus carteras a las criptomonedas, y también grandes empresas que construyen servicios o mantienen criptomonedas".

En un informe, el banco alemán destaca que las finalidades de los activos digitales y "su potencial de las transacciones en tiempo real y la disponibilidad transfronteriza sin fricciones se encuentran entre los atractivos".

Pero para un mayor posicionamiento de las criptomonedas en la estructura del sistema financiero, en Deutsche Bank creen que se "necesita una mayor institucionalización con el establecimiento de una base reguladora seguida de una participación a escala de miembros clave del ecosistema financiero regulado alrededor del mundo".

A pesar de ello, Sen recalca que la tendencia apunta a que "los inversionistas institucionales ahora ven algunas criptomonedas como un depósito legítimo de valor o una cobertura de divisas durante la inflación, y están empezando a asignar cada vez más carteras a este tipo de activo digital".

A ello se suma la mirada que están haciendo algunas multinacionales sobre los activos tokenizados puesto que "están entusiasmadas con las nuevas formas de obtener financiamiento más allá de la deuda/capital estándar, y varios bancos en asociación con bolsas y reguladores han comenzado a probar nuevas emisiones de clientes a través de activos tokenizados".

Con este ambiente, Sen sostiene que "los reguladores de muchos países están proporcionando pautas claras sobre cómo ofrecer la custodia de activos digitales de una manera responsable y regulada".

Deutsche Bank considera que existen oportunidades ante el auge de los activos digitales. Por ejemplo, menciona que para los bancos comerciales su estrategia digital podría incluir el desarrollo de soluciones de pago en una infraestructura criptográfica.

Además de la infraestructura de pago, la custodia de los activos criptográficos es otra área en la que los bancos pueden desempeñar un papel en la adopción de estos activos en los servicios financieros, sostiene la compañía europea.

El banco indica que el desarrollo de los activos digitales en la industria financiera tiene importantes desafíos. Uno de ellos, es que las criptomonedas aún presentan una alta volatilidad y una liquidez limitada. "Para obtener un mercado justo y eficiente, todos los diversos participantes de este ecosistema naciente deberán aportar estabilidad, desde reguladores, creadores de mercado, proveedores de liquidez, hasta descubrimiento de precios, corredores, bolsas y bancos", dice la firma.

La regulación es otro elemento importante. "Aunque varios activos digitales aportan nuevas características interesantes, algunas de ellas también permiten eludir las normas regulatorias existentes. Los reguladores necesitarán mejorar sus habilidades y legislar rápidamente para ponerse al día con la innovación y, al mismo tiempo, mantener el control", expone el banco.

Así, el informe expone que "algunos mercados están tomando la iniciativa invirtiendo en talento y participando en las pruebas piloto con bancos, clientes e intercambios para aprender y legislar sobre la marcha, mientras que otros se quedan atrás".