.
TRANSPORTE El impacto de la desaceleración económica en China que afecta la crisis de suministros
sábado, 2 de octubre de 2021

El desabastecimiento global está tomando fuerza ante la escasez de contenedores para movilizar la mercancía en todo el mundo

En las últimas semanas comienzan a recrudecerse los efectos de las interrupciones de la cadena de suministro en todo el mundo, afectando especialmente a Estados Unidos.

El crecimiento económico estadounidense se desaceleró más de lo esperado en el tercer trimestre, de acuerdo con el Departamento de Comercio, principalmente, ya que las cadenas de suministro enredadas y un aumento en los casos de covid-19 limitaron el gasto y la inversión.

La escasez de contenedores, los cuellos de botella en el transporte, el aumento de los precios y la variante delta del coronavirus afectaron el gasto en bienes y servicios, según manifestó el Departamento de Comercio estadounidense.

En el puerto de Savannah, en Georgia, Estados Unidos, permanecen estancados unos 80.000 contenedores como una de las consecuencias de la crisis de transporte marítimo que comenzó con la pandemia.

LOS CONTRASTES

  • Sergio OlarteEconomista principal Scotiabank Colpatria

    “Buena parte de los contenedores no están o simplemente están regados por todos los puertos comerciales, y se encuentran lejos de los centros de acopio.”

De acuerdo con Germán Cristancho, gerente de investigaciones de Davivienda Corredores, “en la medida que el efecto persista, el riesgo sobre la recuperación económica será mayor. Si las presiones inflacionarias de oferta afectan las expectativas de inflación de corto plazo, la normalización de la política monetaria a nivel global podría ser mucho más agresiva a lo anticipado previamente. Esto claramente limitaría la recuperación económica del mundo y elevaría el riesgo de un escenario de estanflación”.

Uno de los principales problemas que se está viendo en la cadena de suministros es que el transporte marítimo mueve más del 80% del consumo mundial y China representa alrededor de la cuarta parte de comercio marítimo global.

China tiene el mayor puerto del mundo, el de Shanghai, que gestiona más de 43,5 millones de TEU, acrónimo de Twenty Equivalent Units, es decir, la capacidad de carga que tiene un contenedor estándar de 20 pies.

Pero además de tener el mayor puerto del mundo, también acoge a la mitad de los 20 puertos más importantes del globo, según indica un estudio de

Icontainers.

Es por esto que existe una enorme dependencia de las importaciones chinas, que se están viendo afectadas por la ralentización de su economía.

Según cifras oficiales de la Oficina Nacional Estadística de China, las importaciones del país asiático crecieron apenas 17,6% en términos anuales en septiembre, frente al aumento de 33,1% del mes anterior. Fue una desaceleración importante en las importaciones y, aunque era esperada, fue peor de lo que proyectaban los economistas de un aumento del 19,2%, según varias encuestas.

A esto se le agregan problemas en el sector inmobiliario, como la crisis de Evergrande, que también está estancando la economía del gigante asiático, cuyo PIB registrado en el tercer trimestre marcó un crecimiento del 4,9%, lejos del 7,9% del segundo trimestre.

“Hemos visto que los grandes importadores se han visto bien afectados y, para él último trimestre, se espera una disminución en la oferta de bienes y servicios bien relevante. Cuantificarlo no es tan fácil, porque no está claro qué falta y cuánto falta”, aseguró Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria.

En cuanto a la duración de la crisis, los expertos aseguran que podría tardar un tiempo antes de volver a normalizar el flujo de suministros.

“Es muy probable que, dados los problemas que aún presenta China para reactivar completamente sus puertos marítimos, el tiempo de afectación podría ser mayor a seis meses. De hecho, una encuesta reciente de la Fed de Dallas refleja que la proporción de empresarios que proyecta una normalización de esta situación en un horizonte cercano a 12 meses ha aumentado bastante”, aseguró Germán Cristancho.

Por su parte, Sergio Olarte coincide en que la normalización no es fácil: “lo que hemos podido averiguar es que se puede tardar entre 8 y 10 meses”.

Sin embargo, agrega que la culpa no es solo de China: “No es que China haya cerrado algunos puertos, sino que también buena parte de los contenedores no están o simplemente están regados por todos los puertos, y lejos de los centros de acopio”.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Energía 30/11/2021 La crisis energética de Europa está a punto de empeorar con la llegada del invierno

Un gran aumento de precios en el Reino Unido el mes pasado obligó a algunas empresas industriales a recortar la producción

Salud 29/11/2021 Personas infectadas con Omicron tienen síntomas diferentes a los de la variante delta

La OMS está analizando la nueva mutación y ha dicho que es demasiado pronto para decir qué tan transmisible y grave puede ser

Unión Europea 30/11/2021 La Unión Europea afirma que los casos de Omicron han sido leves o asintomáticos

Las autoridades también pueden aumentar el uso del certificado Covid, que muestra si alguien ha sido vacunado o recuperado

MÁS GLOBOECONOMÍA