miércoles, 12 de septiembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

La suspensión de la subasta de los aviones de Pluna, anunciada a través de un comunicado del Fideicomiso de Aeronaves, revela que no le será fácil al gobierno colocar los bienes de la aerolínea. El Fideicomiso indicó que “dentro de lo previsto por la Ley, en consulta con los Ministerios de Transporte y Obras Públicas y Economía y Finanzas, ha resuelto por razones de oportunidad y para promover una mayor participación a los efectos de defender los intereses de los beneficiarios, postergar la subasta que se realizaría el miércoles 12 de septiembre a la hora 12 en el Aeropuerto Internacional de Carrasco”.

La nueva instancia de remate queda fijada para el lunes 1 de octubre. El vicepresidente Danilo Astori confirmó que la postergación se debe a la intención de captar más interesados, pero sostuvo: “No creo que de acá al 1 de octubre se juegue algo relevante”.

“Yo no estoy en condiciones de revelar quiénes hubieran sido efectivamente los participantes en el día de hoy. Entre otras cosas, porque no lo sé. Sí sé que hay firmas que adquirieron los pliegos, sé que hay otras que manifestaron interés pero no adquirieron los pliegos”, sostuvo Astori.

El vicepresidente explicó que el 1 de octubre se fija para disponer de unos días más, pero también para “cumplir el plazo que indica la ley especial que aprobó el Parlamento para realizar esta subasta”. Existe un plazo establecido de 60 días a partir de la entrega de los aviones y, según Astori, se está “cumpliendo con ese plazo y al mismo tiempo promoviendo las mejores condiciones posibles”.

Por su parte, el encargado del Fideicomiso, Javier Liberman, no quiso ofrecer declaraciones.

Fuera de micrófono algunos funcionarios del gobierno reconocen que el gobierno tenía la certeza de que la subasta iría al fracaso. La mejor posibilidad que el gobierno manejaba era que se presentara Juan Carlos López, dueño de BQB. “Alguno pensaría que era un acomodo y el precio habría sido muy bajo”, dijo una fuente oficial.

Consultado Danilo Astori por un posible monopolio de la empresa BQB si adquiere los aviones, dijo que no cree que ese peligro esté latente, pero que “en todo caso lo ideal es que haya competencia. Entre otras cosas, a esa idea y a ese concepto apunta esta decisión que se ha tomado en el día de hoy: a que haya realmente el número mayor y mejor de interesados”.