.
GLOBOECONOMÍA El BCE prepara la artillería para junio: recortes de tipos y créditos a pymes, pero no un QE
miércoles, 14 de mayo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Expansión - Madrid

Las expectativas en torno a la próxima reunión de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) que se celebrará el próximo 5 de junio van 'in crescendo'.

"Esta reunión la veo como una previa de la que vamos a celebrar en junio", "cuando habrá más información disponible", "el Consejo de Gobierno estará cómodo actuando en junio". Estos tres fueron algunos de los mensajes claves que lanzó Mario Draghi, el presidente del BCE, en la reunión de política monetaria que mantuvo el pasado 8 de mayo y que le podría llevar a tomar medidas en junio para luchar contra el riesgo de deflación y la fortaleza del euro.

Y apenas una semana más tarde, comienzan a filtrarse detalles respecto a las posibles medidas que el principal organismo monetario podría llevar a cabo en su siguiente cita.

En concreto, la agencia Reuters, cita a cinco fuentes cercanas que prefieren guardar el anonimato, para indicar que el BCE está preparando un paquete de medidas para su reunión de junio que incluyen el recorte de sus tres tasas de interés, pero también la concesión de créditos a pymes, mediante el SME, o una barra libre a largo plazo. Lo que, de momento, parece aparcar la institución es la flexibilización cuantitativa o QE (Quantitative Easing).

Bajada de tipos en bloque

Desde el BCE no han querido comentar esta información, pero de ser así, el banco emisor europeo podría recortar en bloque sus tres tasas de interés: la de tipos, la de depósitos y la facilidad marginal.

Dos de estas fuentes precisan que el BCE podría recortar entre 10 y 20 puntos básicos en los tres tipos del BCE. De manera que los tipos oficiales de interés o tipos de refinanciación bajarían del 0,25% en el que llevan instalados desde noviembre de 2013 y el nivel más bajo de la historia del euro.

Además, la facilidad de depósito, pasaría a terreno negativo, pues se encuentra en el 0% desde julio de 2012. La facilidad de depósito es una especie de hucha que tiene el BCE para que las entidades depositen el excedente de dinero a un día. Hasta julio de 2012 el BCE remuneraba a los bancos europeos que dejaban ahí su dinero, pero desde entonces y para estimular los préstamos, el organismo monetario dejó al 0% la tasa y desde entonces el mercado no ha parado de especular sobre su paso a niveles negativos para que fluya el crédito.

Y, por último, si el BCE acometiera una bajada en bloque de tipos, la facilidad marginal de crédito o préstamo, que es el interés que el BCE cobra a los bancos que le piden dinero de emergencia, bajaría del 0,75% donde lleva desde noviembre de 2013. La última vez que se recortó esta tasa fue en noviembre, y coincidió con el recorte de los tipos de interés al 0,25%.

Draghi aplaza sus decisiones a junio y estrecha el cerco a las divisas

El recorte de tipos en junio "está más o menos hecho", ha reconocido una de esas cinco fuentes. Otra de las fuentes de Reuters apunta a que ésta será la primera vez que un gran banco central pasa la tasa de depósitos a negativo. Lo que provocará movimientos en el tipo de cambio".

Sin embargo, las fuentes que han dado esta información a Reuters indican que desde el BCE no han calculado cuánto podría rebajar las presiones sobre la divisa comunitaria, que el pasado 8 de mayo rozó los 1,40 dólares, aunque hoy se cambia en el entorno del 1,37 dólares. E incluso dicen que desde el organismo monetario no fijan ningún objetivo para el euro.

Préstamos a pymes o LTRO

Pero esta batería de medidas que el BCE está estudiando también incluye un programa de compra de valores respaldados por activos (asset-backed securities o ABS, según sus siglas en inglés) compuestos por préstamos para pymes, que sería anunciado el próximo mes para que entre en funcionamiento a finales de este año.

La idea de esta segunda opción es construir un mercado en Europa para los préstamos a pyme agrupados como ABS, con la intención de hacerlo más grando y más líquido y que de esa manera impulse el flujo de crédito a las empresas más pequeñas.

Asimismo, la artillería de Draghi podría incluir la implementación de una nueva operación dirigida préstamo a largo plazo (LTRO), como ha llegado a reconocer Peter Praet, del BCE, al periódico alemán 'Die Zeit'. Esta nueva barra libre a largo plazo debería ser incluso más largo plazo que las de 3 años que el BCE llevó a cabo entre finales de 2011 y principios de 2012 para evitar una crisis de financiación, según apunta Reuters.

De manera que se incrementaría la liquidez de los bancos de la zona euro con el fin de fomentar el prestamo de las entidades a empresas y particulares, y hacer que el dinero llegue a la economía real. De hecho, este LTRO podría llegar acompañado de condiciones asociadas al incremento de préstamos a pymes.

Sin QE

No obstante, esta batería de medidas no incluye un programa de compra de activos al estilo de la QE de la Fed de Estados Unidos, que supondría imprimir dinero para comprar activos. Por tanto, el QE a la europea del que tanto se había hablado se aleja.

De hecho, el propio Praet reconoce al diario germano que el BCE sólo se embarcaría en un QE si las condiciones económicas se deterioraran.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Brasil 03/08/2021 Exxon Mobil halla señales de petróleo y gas natural en un pozo en costa de Brasil

Exxon estudiará los resultados del pozo Opal-1 A para evaluar el potencial de exploración adicional, dice la empresa por correo electrónico

Nicaragua 02/08/2021 UE sanciona a ocho funcionarios de Nicaragua por violaciones de derechos humanos

La UE se suma a EE.UU. y Canadá, que han anunciado medidas similares para familiares de Daniel Ortega y personas de su entorno

Industrias 02/08/2021 Hello Sunshine de Witherspoon se venderá a empresa respaldada por Blackstone

La empresa de medios aún sin nombre que Blackstone respalda será dirigida por los ex ejecutivos dueños de Walt Disney Co

MÁS GLOBOECONOMÍA