Estados Unidos emitió nueva sanción contra TNK Trading International, una subsidiaria suiza de la petrolera Rosneft

Reuters

Estados Unidos impuso el jueves sanciones a otra filial de Rosneft para aumentar la presión sobre la petrolera estatal rusa, que según el Gobierno del presidente Donald Trump brinda ingresos a Venezuela.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos puso en la lista negra a TNK Trading International, una subsidiaria suiza de Rosneft. En febrero, Washington sancionó a Rosneft Trading SA porque había evadido las sanciones y apuntalado al sector petrolero venezolano. "TNK Trading International S.A. es otra subsidiaria de Rosneft que vende y transporta crudo venezolano", dijo el secretario del Tesoro Steven Mnuchin en un comunicado. "La administración Trump sigue comprometida en atacar a aquellos que apoyan la explotación del petróleo en el régimen corrupto".

Rosneft cuestionó las sanciones del mes pasado a Rosneft Trading y dijo que las autoridades estadounidenses, en conversaciones con la empresa, habían reconocido que no se estaba infringiendo ninguna restricción. En enero de 2019, Estados Unidos reconoció al líder opositor, Juan Guaidó, como presidente interino de la nación OPEP y ha aumentado las sanciones para presionar la salida del mandatario Nicolás Maduro.

Las exportaciones petroleras del país sudamericano desde entonces han disminuido un tercio, pero Maduro aún permanece en el poder, porque tiene el respaldo de los militares y de países como Rusia, China y Cuba.

Washington en las últimas semanas ha elevado las presiones sobre la industria petrolera. Moscú ha actuado como prestamista de última instancia y también ha dado apoyo diplomático.

Rosneft además se ha convertido en el destinatario clave de del petróleo venezolano porque comercializa el crudo con el cual se pagan miles de millones de dólares a la petrolera rusa que otorgó préstamos a la estatal petrolera.

A través de unidades que incluyen Rosneft Trading y TNK Trading se colocó más de un tercio de las exportaciones petroleras de Venezuela el año pasado, de acuerdo con documentos de PDVSA y datos de Refinitiv Eikon. El crudo se vende a clientes finales en Asia.

De esa forma se convirtió en el principal intermediario del petróleo venezolano en medio de las sanciones estadounidenses.