El directorio del organismo multilateral aprobó la semana pasada un crédito por US$6.500 millones para el país andino

Reuters

El ministro de Economía de Ecuador, Richard Martínez, dijo el lunes que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional incluye la aprobación de una reforma tributaria el próximo año, que junto a otras medidas estructurales, permitirían que el país obtenga un modesto superávit fiscal en el 2022.

El directorio del organismo multilateral aprobó la semana pasada un crédito por US$6.500 millones para el país andino, que enfrenta serios problemas de liquidez por los bajos precios del crudo y los efectos de la pandemia, a meses de que el presidente Lenín Moreno termine su mandato en mayo del 2021.

La mayor parte del programa económico acordado con el FMI tendría que ser implementado por el próximo gobierno, por lo que Martínez adelantó que preparan los insumos para las reformas que deberán ser aprobadas por la Asamblea Nacional, que también termina su periodo el próximo año.

El programa incluye, además de una reforma tributaria, la aprobación de una ley de combate a la corrupción antes de fin de año y cambios en la estructura del banco central del país para devolverle su autonomía.

"Para el año 2022 vemos un crecimiento importante de ingresos (...) esto está explicado por la dinámica económica, pero también por una reforma tributaria que es parte del programa que deberá ser presentada y aprobada a la Asamblea en el segundo semestre del próximo año", dijo Martínez.

La reforma tributaria, que apuntará a reducir los gastos tributarios y mejorar la eficiencia en la recaudación, significará un ingreso en el 2022 en "unos dos puntos del PIB", añadió el funcionario.

El balance global del Sector Público No Financiero cerraría este año con un déficit de 8,9% del PIB por la caída de los ingresos petroleros y tributarios, y por un aumento de los gastos relacionados con la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus, según datos oficiales.

El programa económico acordado con el FMI para los próximos 27 meses prevé revertir el escenario negativo y alcanzar un superávit de 600 millones de dólares, es decir 0,6% del PIB en el 2022, según el ministro.

Otras de las metas previstas en el acuerdo con el FMI es la reducción paulatina del monto de la deuda del país con relación al PIB hasta ubicarse por debajo del 57% en el 2025.

Martínez explicó que el programa no prevé financiamiento con emisión de bonos, pero sí habló de un financiamiento por 1.700 millones de dólares de los bancos chinos que llegarían al país en este mismo año, sin dar mayores detalles.

Ecuador registró en agosto unos 59.260 millones de dólares de su deuda pública, equivalente a un 61,4% del PIB, según datos oficiales.