Gobernadores demócratas de Michigan, Pennsylvania y Wisconsin dijeron que eran optimistas sobre las posibilidades de Biden

Reuters

El presidente estadounidense Donald Trump lanzó el domingo en Michigan el último tramo de su campaña a través de una serie de estados clave, dos días antes de las elecciones presidenciales.

La recta final será determinante en el resultado de la votación, en un esfuerzo por desafiar los sondeos y contrarrestar el avance del candidato demócrata Joe Biden.

Trump, quien no quiere convertirse en el primer presidente que pierde la reelección desde su par republicano George H.W. Bush en 1992, tenía un agitado programa para el domingo.

Además de Michigan, estaban previstas visitas a Iowa, Carolina del Norte, Georgia y Florida. Biden se dirigía a Pennsylvania.

Debajo de copos de nieve que caían en Washington, una ciudad al norte de Detroit, Trump tenía puesta su característica gorra roja con las palabras "Make America Great Again" ("Haz a Estados Unidos grande otra vez") mientras hablaba a una bulliciosa multitud en una mañana fría.

Después de que le cantaran "te amamos", Trump respondió "yo los amo a ustedes también. Si no lo hiciera, no estaría de pie aquí, porque hace mucho frío".

La ventaja de Biden en los sondeos de opinión nacionales ha seguido relativamente estable en meses recientes, ante la persistencia de la pandemia del coronavirus. El exvicepresidente está primero con 51% a 43% en la última encuesta de Reuters/Ipsos, relevada del 27 al 29 de octubre.

Los sondeos muestran a Trump cerca de Biden en suficientes estados clave que podrían darle los 270 votos necesarios para ganar en el Colegio Electoral que determina al vencedor.

La carrera sigue pareja en Florida, Carolina del Norte y Arizona, de acuerdo con Reuters/Ipsos, mientras que Trump está debajo por 5 puntos porcentuales en Pennsylvania y 9 puntos en Michigan y Wisconsin.

Anita Dunn, una asesora de campaña de Biden, dijo en el programa "State of the Union" de CNN, "tenemos confianza de dónde estamos".

Los gobernadores demócratas de Michigan, Pennsylvania y Wisconsin dijeron que eran optimistas sobre las posibilidades de Biden en sus estados. El gobernador republicano de Ohio predijo que Trump ganaría el estado por un par de puntos porcentuales.

Ya hubo un número récord de 93 millones de votos adelantados -según el Proyecto Elecciones de Estados Unidos- en todo el país, personalmente o por correo, y se cree que este fenómeno favorecería a Biden. (