RIPE:
ELOBSERVADOR

El presidente saliente reemplazó a la cúpula del Pentágono y ahora apunta a la salida de Medio Oriente antes de entregar el país

El Observador - Montevideo

En sus últimos meses como presidente, Donald Trump parece querer seguir con sus planes de retirar las tropas estadounidenses de Afganistán, mientras atiborra el Pentágono con funcionarios que simpatizan con él.

Trump, que buscó un segundo mandato y se niega a reconocer su derrota ante el presidente electo Joe Biden, declaró en su campaña que estaba acabando con las "guerras interminables", y sus nuevos elegidos para el Pentágono son entusiastas partidarios de su posición.

Biden comparte ampliamente el deseo de Trump de terminar la guerra más larga de Estados Unidos, pero no tiene el mismo calendario político.

El programa de Trump ha causado alarma en algunos sectores, especialmente porque hay pocas señales de progreso en las conversaciones entre el gobierno afgano y los insurgentes talibanes.

El ministro de Asuntos Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, dijo que expresaría su preocupación por la precipitada retirada de Estados Unidos tanto de Afganistán como de Irak cuando se reúna con el secretario de Estado, Mike Pompeo, el lunes en París.

"No creemos que eso deba suceder", dijo en una entrevista televisiva Le Drian, cuyo país está especialmente preocupado por el terrorismo.

El lunes pasado, Trump despidió al secretario de Defensa Mark Esper, conocido por su cautela y quien se opuso al uso de tropas contra los manifestantes del movimiento antirracista en Estados Unidos.

Lea la nota completa aquí.