La gigante del entretenimiento tuvo mejoras en sus acciones las cuales subieron hasta 5,6% en las operaciones extrabursátiles

Bloomberg

Walt Disney Co. se está apoyando aún más en su negocio de streaming, diciendo que la película de acción en vivo de “Mulán” irá directamente a Disney+ y anunciando el lanzamiento de un nuevo servicio internacional Star, ahora que la pandemia amenaza sus negocios tradicionales.

La gigante del entretenimiento anunció las iniciativas durante una llamada de ganancias el martes, después de informar una ganancia del tercer trimestre mejor de lo esperado. Las acciones de Disney subieron hasta 5,6% en las operaciones extrabursátiles.

Los desarrollos se convirtieron en un punto brillante en un clima especialmente sombrío para las empresas de medios y entretenimiento, que se han cerrado en gran medida debido a la pandemia. Disney, con parques temáticos, cadenas de transmisión y televisión y producción de películas y televisión, se ha visto especialmente afectada. El martes anterior, NBC Universal de Comcast Corp. comenzó una ronda de recortes de empleos.

El servicio Disney+ comercializará “Mulan” como un pago por ver, con un precio de alrededor de US$30, a partir del 4 de septiembre. No está abandonando los cines por completo: la película también irá a los teatros donde las condiciones lo permitan. Además, el director ejecutivo, Bob Chapek, llamó a la decisión una “excepción“, no un cambio general en la estrategia. Sin embargo, el movimiento de Disney, con sede en Burbank, California, muestra que el control de la industria teatral sobre las nuevas películas está cediendo.

La compañía realizó una amortización de US$4.950 millones en sus canales internacionales. Disney cerró 20 canales en el extranjero. Disney Channel UK, por ejemplo, está siendo retirado de los servicios de televisión por cable y satélite allí, y su contenido es transferido a Disney+. “Estamos analizando cómo ir más rápido al consumidor directo”, dijo la directora financiera de Disney, Christine McCarthy, en una conferencia telefónica con inversores. “Ciertamente es lo que está detrás de este declive”.

La reacción de los inversores fue inicialmente silenciada en vista de que las ganancias superaron las estimaciones, según Dave Heger, analista en Edward Jones que sigue a la compañía. Las acciones comenzaron a moverse nuevamente en el comercio extrabursátil, una vez los inversores escucharon que “Mulan” pasaría al streaming.

“Están mirando en todos los ángulos cómo pueden generar valor en línea”, dijo Heger. “Cuando miras la biblioteca de contenido que tienen –su biblioteca, la biblioteca de Fox, los deportes de ESPN–, cuando usan su nivel habitual de creatividad de Disney con estos canales en línea, hay mucho potencial”.

Para el trimestre que finalizó el 27 de junio, Disney ganó 8 centavos por acción, excluyendo algunos artículos. Eso fue mucho mejor de lo que habían pronosticado los analistas: pérdidas de 63 centavos. Los ingresos cayeron 42% a US$11.800 millones, por debajo de las estimaciones.

El negocio de televisión de la compañía, liderado por ESPN y ABC, fue mejor de lo esperado, en parte porque Disney aplazó los pagos por la programación deportiva durante el cierre del covid-19, dijo la compañía. El nuevo servicio de streaming, Disney+, cerró el tercer trimestre fiscal de la compañía con 57,5 millones de clientes, fuera de las estimaciones, y desde entonces ha crecido a 60,5 millones.

Ventas publicitarias
Además de las tarifas deportivas más bajas, Disney también recaudó mayores ingresos de los operadores de cable, lo que contrarrestó las reducidas ventas de publicidad durante la pandemia.

El estudio de cine también era un generador de dinero, incluso con los cines cerrados y los nuevos estrenos en espera, ya que la valiosa biblioteca de Disney seguía generando ingresos de otras fuentes. Además, las pérdidas en el segmento directo al consumidor, hogar de Disney+, fueron menores de lo esperado, incluso aunque los nuevos suscriptores permanecen detrás de las estimaciones de Bloomberg.

Los principales estudios de Hollywood se han visto obligados a retrasar sus estrenos de grandes películas durante meses con los cines cerrados por la pandemia. La decisión de Disney de lanzar “Mulan” en línea sigue un acuerdo anunciado el mes pasado entre Universal Pictures de Comcast y AMC Entertainment Holdings Inc., el mayor propietario de cinemas de Estados Unidos. Bajo ese acuerdo, Universal puede lanzar películas para ver en casa apenas 17 días después de su lanzamiento en los cines.

En otra parte de Disney, la división de parques temáticos de la compañía registró una asombrosa pérdida de US$1.960 millones, después de estar cerrada durante gran parte de la lucrativa temporada de vacaciones de primavera.

Los resultados, que reflejan el clima difícil durante la pandemia, enmascaran algunos de los cambios que Disney ha realizado desde que el virus cerró gran parte de sus operaciones.

La mayoría de los parques temáticos de Disney, por ejemplo, han reabierto desde entonces, comenzando con Shanghái en mayo. Las excepciones son California y Hong Kong, que cerraron nuevamente el mes pasado debido al aumento de los casos de virus en la ciudad.

Películas como “Hamilton” y “Artemis Fowl”, que habían sido programadas para proyecciones tradicionales en los cines, se trasladaron al servicio de transmisión para entretener a las familias atrapadas en casa. Las redes deportivas de ESPN emitieron programas alternativos como el béisbol coreano y el documental sobre Michael Jordan “The Last Dance”.

Las cifras tampoco muestran el progreso realizado desde finales de junio. ESPN ha comenzado a transmitir deportes en vivo nuevamente, incluyendo las Grandes Ligas de Béisbol, fútbol y baloncesto.