.
EDUCACIÓN

¿Cuánto cuesta la residencia en Harvard, Columbia o Stanford para estudiantes?

viernes, 9 de septiembre de 2022
RIPE:
EXPANSIÓN

La creciente movilidad de estudiantes internacionales es clave para entender la alta demanda existente de este tipo de alojamiento

Expansión - Madrid

Arranca un nuevo curso universitario de aparente normalidad. Tras dos años de pandemia, los estudiantes vuelven a moverse, de ciudad o de país, para acercarse a sus mejores opciones de grado, con una cada vez mayor y mejor oferta de alojamiento.

A las tradicionales opciones residenciales como los colegios mayores o alquiler de habitaciones en pisos compartidos, se suman cada vez más nuevas residencias de estudiantes adaptadas a los gustos y necesidades de las generaciones más jóvenes, un mercado que este año continuará su tendencia alcista en España y en todo el mundo.

En la mayoría de las grandes ciudades, desde Madrid o Barcelona a Boston o Londres, la demanda de una oferta de living específica para estudiantes supera la oferta, cada vez más especializada y profesionalizada y en la que en España está avanzando bastante, favoreciendo su consolidación como destino de inversión internacional.

Según los datos de Real Capital Analytics recogidos por Savills, en 2021 la inversión en el mercado inmobiliario destinado a los estudiantes universitarios alcanzó su máximo histórico, con un total transaccionado de US$21.500 millones; en España, 1.246 millones de euros (US$1.251 millones), marcando un nuevo récord.

Según Savills, en lo que va de año en el mercado nacional, ya casi se ha triplicado el volumen total de inversión registrado en 2021, impulsado por la compra del fondo PGGM de Resa, la mayor plataforma de residencias de estudiantes del país por unos 900 millones de euros, y la compra por parte de Patrizia a The Student Hotel de dos activos en Barcelona (ambas con el asesoramiento de Savills).

A nivel global, durante el primer semestre, la inversión internacional en este mercado ha sido de 13.100 millones, por lo que desde la consultora estiman que este año se vuelva a marcar un nuevo récord.

En términos de oferta, según la consultora inmobiliaria, en los últimos cinco años España ha registrado un crecimiento acumulado del 14% en el número de plazas en residencias estudiantiles, alcanzando las 102.700 a cierre de 2021.

Este año, se sumarán 23 nuevos proyectos, más otros quince nuevos que entrarán en 2023 y que suponen la incorporación de 13.000 nuevas plazas para estudiantes en nuestro país; cifra que vendría a duplicar la de 2021, cuando se incorporaron al mercado 25 proyectos de residencias con 6.313 plazas; entre 2018 y 2020, la media era de 2.850 plazas nuevas al año.

"La creciente movilidad de estudiantes internacionales es clave para entender la alta demanda existente de este tipo de alojamiento. Los buenos flujos de rentas que están ofreciendo las residencias de estudiantes, las sitúan como clara alternativa de inversión en el segmento living, actualmente principal foco para los inversores institucionales, que ven en el mercado español un gran recorrido", explica Nicolás Llari de Sangenís, director de Student Housing en Savills España.

Las ciudades más caras
El 75% de la nueva oferta nacional se concentrará en Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla, siendo Madrid la ciudad española más cara para estudiar y la undécima del mundo con un mayor coste para los estudiantes no locales, según la última actualización de Impacts, el programa de análisis inmobiliario global de la consultora inmobiliaria internacional Savills.

En la capital, prácticamente la mitad de los gastos mensuales de un estudiante de fuera se destinan al alojamiento, aunque el precio medio de las residencias varía mucho según ubicación y servicios, en una horquilla desde los 925 (US$929) a los 1.690 euros (US$1.698) al mes. En Barcelona, el coste de las residencias va desde 830 (US$833) a 1.460 euros (US$1.466)/mes; entre 745 (US$748) y 1.140 euros (US$1.145) /mes en Valencia y más ajustado en Sevilla (640-975 euros) (US$642-US$979).

Se trata de cifras muy competitivas si se compara con otras ciudades europeas como Londres o Dublín, las más caras del continente según el estudio de Savills, con un coste mensual por estudiante no local que asciende de US$5.000 en el caso de irse a Londres, y US$3.800 al mes en Dublín. No obstante, en comparación con por ejemplo Berlín, el gasto en la capital -muy similar también al de irse a estudiar a París- se duplica.

Nueva York encabeza el ránking de las urbes más costosas para los universitarios, con un gasto de 8.300 dólares mensuales; seguida de San Francisco (US$7.100 mensuales) y Boston (US$6.800 mensuales). En estas ciudades, dos tercios de los gastos mensuales están destinados a educación. "Con un coste de la vida similares en las tres ciudades, Nueva York registra el gasto de alojamiento más caro, más de US$2.000 al mes, ligeramente por encima de los US$1.800 que se destinan en San Francisco o los 1.400 dólares en Boston", según recoge la consultora.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Bolsas 28/09/2022 Wall Street sube más de 1% en sesión volátil mientras rendimiento de los bonos baja

Los mercados bursátiles se vieron favorecidos por la decisión del Banco de Inglaterra de impulsar la comprar bonos de largo plazo

Laboral 27/09/2022 Pinnacle Investment Management de Australia busca ofertas en Reino Unido y Europa

Pinnacle, con sede en Sídney, ejecuta un modelo comercial de "afiliados múltiples", con participaciones minoritarias en varias empresas

Bolsas 28/09/2022 Fed llevará tasas a un nivel más alto de lo que se había esperado hace dos semanas

Sería la tasa más alta desde principios de 2008, antes de lo peor de la crisis financiera mundial, y 75 puntos básicos superior al 3,50%-3,75%

MÁS GLOBOECONOMÍA