RIPE:
EL ECONOMISTA

Durante los primeros seis meses de 2020, los envíos se mantuvieron por debajo de 2019 en El Salvador, Colombia, Honduras y Guatemala

El Economista - Ciudad de México

Las remesas a seis países de Latinoamérica con alto número de migrantes se desplomaron en abril, cuando la economía de Estados Unidos estaba semiparalizada por la pandemia de covid-19, aunque han mostrado señales de recuperación desde entonces, indicó este lunes el Centro de Investigaciones Pew.

Colombia, El Salvador, Guatemala, Honduras, México y República Dominicana recibieron 17% menos dinero de sus inmigrantes en abril de 2020 que en abril de 2019, señaló el instituto Pew en base a información de los bancos centrales de esas naciones.

Esto supuso un total de US$981,2 millones menos de ingresos, apuntó este centro de análisis con sede en Washington.

Pew dijo que la mayoría de los países analizados dependen de Estados Unidos para la mayor parte de sus remesas, y destacó que esas seis naciones son el lugar de nacimiento de aproximadamente ocho de cada 10 de los 20 millones de inmigrantes latinos que residen en Estados Unidos.

La caída de las remesas en abril de 2020 con respecto al año anterior no afectó a todos los países por igual.

Las mayores disminuciones fueron en:

El Salvador (-40,0%)
Colombia (-38,5%)
República Dominicana (32,5%)
Honduras (27,9%)
Guatemala (-20,2%)
México (-2,6%)
El desplome no fue generalizado tampoco si se considera el total del semestre.

Durante los primeros seis meses de 2020, los envíos de dinero se mantuvieron por debajo de los niveles de 2019 en cuatro de estos seis países estudiados: El Salvador (-8%), Colombia (-5,3%), Honduras (-4,2%) y Guatemala (-0,9%).

México y República Dominicana recibieron sin embargo más remesas durante los primeros seis meses de 2020 que en el mismo período de 2019, con un alza de 10,6% y de 0,5%, respectivamente, destaca el informe.

De hecho, México registró un récord en marzo, al recibir US$4.000 millones en remesas, un 35% más que el año anterior.

Estados Unidos, hogar de la mayor población inmigrante del mundo, ha sido el principal país emisor de remesas en los últimos años.

Según el Banco Mundial, 2019 fue un año récord para las remesas a nivel global, con US$714.000 millones enviados.

Los seis países latinoamericanos estudiados también registraron un récord de remesas en 2019, totalizando US$71.500 millones. Estos altos niveles continuaron en enero y febrero de 2020, antes de la pandemia del nuevo coronavirus.

Lea el artículo aquí.