.
GLOBOECONOMÍA Converse y Everlast bajan precios para lograr trato especial del gobierno de Maduro
miércoles, 30 de abril de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Cynthia de Benito - cbenito@larepublica.com.co

Actualmente rigen tres tasas de cambio distintas en el país: Sicad, Cadivi y Sicad II. En la teoría sirven para abaratar los productos básicos para el ciudadano, pero en la práctica constituyen un freno a las importaciones.

Con la firma del “acuerdo de precios justos”, las cinco marcas fijaron sus precios de acuerdo al criterio gubernamental y buscarán un trato preferencial para mejorar sus importaciones. El resultado ya puede verse en las tiendas: se pueden conseguir zapatos para hombre por 1.200.000 bolívares (US$190), una camisa de mujer por 1.305.000 bolívares (US$207) y un pantalón por 1.085.000 bolívares (US$172).

Pero la trampa está en el poder adquisitivo de los venezolanos, que pese a ver cómo su salario mínimo (que rige para más de 60% de la población) se incrementa un 30%, no pasa de 5.602.000 bolívares (US$888) incluidos los subsidios a la alimentación, lo que hace improbable que recurran a estas marcas.

“Las actualizaciones de ingresos no incrementan las posibilidades de compra.  Esos productos no pesan mucho en la canasta y al final es una cortina de humo para decir que actualizan precios, pero lo que quiere el venezolano es encontrar harina”, explica Jessica Grisanti, economista serior de la consultora Ecoanalítica.

Lo jugoso del acuerdo entra en los beneficios que estas cinco empresas pueden lograr, según explica Ronald Rodríguez, analista del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario.

“Esas empresas que decidieron regular sus precios lo hacen porque el mercado venezolano sigue siendo muy atractivo y no quieren perderlo. Se pueden ver beneficiados en el mediano plazo. porque se ganaron las simpatías del Gobierno”, asegura Rodríguez, que considera que más empresas podrían unirse a esta tendencia.

Este beneficio llegaría con la asignación de una tasa preferencial. De las tres que rigen la más competitiva sería la de Cadivi, que cambia el dólar a 6,30 bolívares. Esta tasa esta reservada a alimentos de primera necesidad, pero ahora se abriría a estas cinco empresas.

“Esas empresas dependen de la importación y la capacidad de pago del Gobierno. Conseguir una entrada de material a menor precio es muy apetecible”, reconoce Víctor Maldonado, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Caracas, que no cree que la decisión haya sido totalmente independiente.

“Van obligadas o coartadas, porque los perjuicios son muy grandes si rechazan las medidas del Gobierno. No tienen un acceso fluido al sistema de asignación de divisas y están a la expectativa”, asegurado Maldonado.

Pero la tasa preferencial no sería el único beneficio para estas compañías. Dentro del tejido empresarial venezolano, que engloba a 465.000 compañías, prácticamente la totalidad de negocios que importan debe ingresar por parte del Ejecutivo los costos de Sicad 2, algo que de momento no está, ni se le espera.

“Más que un tipo de cambio de  6,30 bolívares, la opción más factible sería la liquidación del Sicad 2, que se ha convertido en un dolor de cabeza para muchas compañías”, apunta Grisanti.

En el terreno general, la previsión es que las importaciones se contraigan este año poco más de 20%, sobre todo las del sector privado, pero nada garantiza que este bote salvavidas funciones, como subraya Maldonado.

“Estas empresas van a perder en cualquier caso. Primero por beneficios y luego porque ni siquiera en este asunto se puede decir que el Gobierno sea confiable. Este es el país más controlado del mundo, así que incluso importando a precio más bajo no obtendrán beneficio de las tiendas”, advierte este experto en comercio.

Sobre las ventas actuará también la inflación. En lo que va de año subió 10% hasta situarse en 56%, la tasa más alta del mundo. Los expertos consultados destacan que, por mucho que se bajen los precios y se suba el salario mínimo, la subida de este indicador corrobora que la vida en Venezuela sigue igual.

¿Quién pagará la subida del salario mínimo en el país?
El alza de 30% en el salario mínimo del país, que afecta a más de 60% de la población, tendrá un costo muy elevado para el sector privado, que deberá aportar US$800 millones este año para hacerlo realidad. De parte del Gobierno se estima que lleguen US$400 millones antes de diciembre, lo que según Víctor Maldonado, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Venezuela, repercutirá en una mayor alza de la inflación, que ya somete al país a una escasez que se sitúa en 30%. Algunos productos básicos, como desodorante, no se encuentran ni en el mercado negro, y una compra familiar media alcanza los 4.000.000 de bolívares.

Las Opiniones

Víctor Maldonado
Director ejecutivo de Cámara de Comercio de Caracas
“Estas empresas cierran el trato obligadas o coartadas, los perjuicios son muy grandes si no siguen las directrices del Gobierno. Dependen demasiado de la importación”.  

Ronald Rodríguez
Analista observatorio de Venezuela U. del Rosario
“Regularon sus precios porque el mercado venezolano sigue siendo muy atractivo, aunque no saquen margen de beneficios muy altos. Más empresas les seguirán”.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Comercio 13/06/2021 G7 acuerda poner fin de respaldo gubernamental al carbón para finales de 2021

Los países confirmaron sus promesas de aumentar contribuciones financieras para reducir las emisiones que afectan al medio ambiente

Japón 13/06/2021 Japón iniciará una investigación antimonopolio en Apple y Google, informó Nikkei

El software iOS de Apple y Android de Google representa más de 90% del mercado japonés de teléfonos inteligentes

Laboral 12/06/2021 Residentes de Moscú reciben orden de no acudir al trabajo para combatir el Covid-19

El alcalde de la capital rusa, Sergei Sobyanin, anunció la decisión preventiva que tendrá vigencia desde el 15 hasta el 19 de junio

MÁS GLOBOECONOMÍA