.
GLOBOECONOMÍA “Colombia debe creerse que es el tercer país más importante de Latinoamérica”, Weiler
viernes, 7 de marzo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Cynthia de Benito - cbenito@larepublica.com.co

Joseph Weiler, árbito de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y docente invitado por la Universidad de La Sabana, está convencido de dos cosas: Colombia aún no ha asimilado su nueva importancia dentro de la región y Latinoamérica está dejando atrás su miedo al libre comercio.

¿Cuál es la opinión general en la OMC con respecto a la Alianza Pacífico (AP)?
Creo que las áreas de libre comercio hacen a todos más prósperos. No hay un solo ejemplo en la historia contemporánea del libre comercio donde todos los países no se hayan beneficiado. El gran reto es cómo se maneja esa prosperidad, y ahí se ven grandes diferencias.

En Colombia hay una paradoja: son el tercer país más grande de Sudamérica y Latinoamérica en tamaño, en población, en riqueza. Son probablemente el 25 país más rico del mundo y todavía su presencia internacional es débil. La participación en acuerdos internacionales como la AP incrementa su poder. Les hace más que un simple actor, y por alguna razón la gente con la que he hablado en Colombia no lo comprende.

¿Y eso puede cambiar a través de la Alianza Pacífico?
En cada organización en la que participan tienen voz. Pueden cambiar el destino, funciona mediante consenso, ellos tienen que escucharles. Y más importante, no me malinterprete, que se acostumbren a usar su poder.

¿Cómo puede intervenir el Gobierno para que los colombianos sean conscientes de esa imagen internacional?
Lo primero es que tienen que interiorizar que son un país importante. Empieza con eso, pese a que tienen poder de alguna forma creen y el mundo cree que no son un país importante en Latinoamérica, y eso no es cierto. En 15 años pueden ser más ricos que España.

¿Qué debería hacer el Gobierno para que la economía Colombia tenga más peso internacional?
Dos cosas. La primera, desde un punto de vista más agresivo, pensar en los intereses nacionales para Colombia, pero lo más importante es que no sólo deben pensar en qué es mejor para Colombia, sino qué es mejor para Latinoamérica, qué es bueno para la AP. Tienen una responsabilidad, Venezuela se está hundiendo.

¿Cuál es la importancia de la eliminación de la visa Schengen?
Es simbólicamente muy importante. Se están uniendo al club de países donde están quienes creen que los ciudadanos sólo esperan entrar para vivir allí y no para estar de visita. Cuando entran en este club es una gran declaración para el resto del mundo.

¿Cómo está evolucionando el comercio en Latinoamérica?
Latinoamérica históricamente ha tenido miedo al libre comercio y ha sido proteccionista. El primero en romper ese círculo fue Chile, y los resultados fueron sorprendentes. Lo interesante es que ese tipo de miedo al libre comercio está desapareciendo. Colombia busca agresivamente acuerdos de libre comercio con muchos actores y el resto de Latinoamérica también porque han entendido que es mejor para todos. La debilidad en Latinoamérica es la implementación.

¿De instituciones?
No, sobre el terreno. Se comprometen a acuerdos, pero cuando ves las prácticas comerciales que siguen existiendo o los tipos de barreras que no deberían estar ahí…

No es fácil eliminar las barreras no arancelarias y eso hace que la región sea débil. Lleva tiempo, es lo mismo en todas partes. El primer paso es firmar un acuerdo y en los siguientes 15 años tienen que vivir con ello y hacer exactamente lo que dijeron que iban a hacer.

¿Cuánto llevará conseguir la integración completa?
Puede llevar diez años, pero profundizar y ser abiertos es un proceso constante. Verán resultados en cinco o diez años cifrados en el PIB y en el empleo. El verdadero reto es donde va el dinero: educación, infraestructuras...

¿Hay dos velocidades en Latinoamérica en el comercio?
Eso es inevitable, pero los acuerdos internacionales se hacen para que, aunque los países tengan toda clase de disputas, su comercio continúe.

Venezuela es la excepción a la regla. Si no fuera por Ucrania, Maduro sería el Yanukóvich del mundo. Venezuela ya no representa a Latinoamérica, que aunque esta lejos de ser perfecta, ha cambiado enormemente en los últimos 25 años.

La opinión

Óscar Eduardo Medina
Docente de geoeconomía en Eafit

“El hecho de que no nos creamos que somos importantes se ve en las industrias. Exportamos más de lo mismo, todo tradicional, pero sin valor agregado.”

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

China 21/09/2021 Comerciantes de China en ascuas mientras las acciones reabren en medio de la crisis

Los temores de que un colapso de Evergrande pueda provocar un contagio financiero y frenar el crecimiento de la economía china

Energía 21/09/2021 Opep+ tiene problemas para bombear petróleo y satisfacer la creciente demanda

Países como Nigeria y Angola han tenido dificultades por trabajos de mantenimiento que se han retrasado por la pandemia

EE.UU. 22/09/2021 Fed señala que la reducción gradual de la compra de bonos podría comenzar pronto

Los funcionarios de la Reserva Federal revelaron una creciente inclinación a comenzar a aumentar las tasas de interés en 2022

MÁS GLOBOECONOMÍA