Pekín ha sido objeto de críticas a nivel local e internacional por su "lenta" reacción inicial a la epidemia del covid-19

Reuters

China reformará su sistema de prevención y control de enfermedades para lidiar con las debilidades expuestas por el brote del nuevo coronavirus, dijo un alto funcionario de salud el sábado.

Pekín ha sido objeto de críticas a nivel local e internacional por su lenta reacción inicial a la epidemia, que surgió a gran escala en la localidad de Wuhan.

Desde entonces, el virus se ha propagado por el mundo, infectando a casi 4 millones de personas y acabando con la vida de casi un cuarto de millón por la enfermedad que provoca, el COVID-19.

"Esta epidemia de coronavirus es una gran prueba para la capacidad de gobierno del país y expuso los débiles lazos con que afrontamos grandes epidemias y sistemas de salud públicos", dijo a los medios Li Bin, viceministro de la Comisión Nacional de Salud.

La comisión busca construir una cadena de mando y una reforma "centralizada y eficiente", además de modernizar el sistema de control y prevención de enfermedades, indicó.

También intentará mejorar el uso de los datos, la inteligencia artificial y la computación en la nube para analizar mejor la enfermedad, hacer un seguimiento del virus y distribuir recursos.

Asimismo, agregó que la comisión planea aumentar la investigación en tecnología vital, mejorar los seguros médicos y garantizar la disponibilidad de materiales de emergencia.