.
CHILE

Chile aumenta las plantaciones de cítricos y se vuelve en “una alternativa rentable"

martes, 14 de junio de 2022
RIPE:

Chile

El Departamento de Agricultura de EE.UU. señala que limones y mandarinas han aumentado sostenidamente su presencia en Chile y que siguen teniendo potencial de crecimiento debido a la alta demanda de los mercados.

Diario Financiero - Santiago

Los cambios en las condiciones climáticas han obligado a reconfigurar el mapa de las plantaciones productivas alrededor de Chile. Mientras algunos cultivos pierden terreno por la sequía, otros comienzan a ganar ese espacio por su mayor viabilidad económica y adaptación, como es el caso de los cítricos.

Un informe realizado por el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA) a través de su oficina en Santiago- explicó el aumento en la producción de cítricos en Chile durante los últimos diez años porque “limones y mandarinas se convirtieron en una alternativa rentable a la uva de mesa y la palta para los productores de las regiones de Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana y O’Higgins. La producción de naranjas sigue siendo relevante, pero el área plantada no se ha incrementado como la de estas otras dos frutas”.

El documento dice que, si bien EE.UU. es el mercado principal de los cítricos chilenos, Chile “siempre está buscando diversificar sus mercados de exportaciones. Así, desde mayo de 2020, Chile ganó acceso al mercado chino para mandarinas, limones, naranjas y uva de mesa. Las exportaciones a ese mercado siguen creciendo, dado que las variedades que demanda el país asiático son diferentes a las enviadas a EE.UU.”.

A esto se suma que, el 1 de junio, la Organización Mundial de Cítricos (WCO, por su sigla en inglés), entregó pronósticos favorables para la próxima temporada de estas frutas en el hemisferio sur, a partir de datos recopilados de Argentina, Australia, Bolivia, Brasil, Perú, Sudáfrica, Uruguay y Chile.

La asociación espera que la producción en estos países crezca un 4,85%, casi llegando a los 25 millones de toneladas, y que las exportaciones se incrementen un 4,91%, superando los 4 millones de toneladas.

“Luego de la pandemia se ha visto una tendencia al alza en el consumo de frutas y vegetales, particularmente en los cítricos, debido a su reconocido valor nutricional, que es notable en términos del contenido de vitamina C. El gran volumen disponible es una buena noticia, ya que calzará con este aumento en la demanda”, afirmó Philippe Binard, secretario general de la WCO.

Los avances en Chile

El USDA muestra, a partir de datos de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), que la superficie de limones plantada en Chile creció de 5.911 hectáreas (ha) en la temporada 2016/17, a 8.038 ha para la actual. Estos cultivos se concentran en las regiones del centro y norte del país, donde hay temperaturas más altas, ya que los limones son particularmente sensibles a las heladas.

Eso sí, el documento agrega que, por efecto de la sequía, se ha tenido que invertir en infraestructuras de riego para la producción de limones, principalmente de goteo y microaspersión, para poder aumentar la eficiencia del agua y el rendimiento de los cultivos.

“La sequía es uno de los grandes desafíos de la producción en Chile, especialmente en las regiones que producen cítricos. El gobierno chileno está apoyando a pequeños productores en áreas que enfrentan una emergencia agrícola por este motivo”, se lee el informe.

Por el lado de las mandarinas -categoría que incluye todas sus variedades, como por ejemplo las clementinas-, estas han tenido un explosivo aumento en sus superficies plantadas. De 3.629 ha plantadas en la temporada 2011/12, pasaron a 11.194 ha registradas al día de hoy.

El Usda atribuye esto a la “mayor rentabilidad y la habilidad de adaptarse al área de producción” y añade que los productores chilenos seguirán buscando nuevas variedades de mandarinas para seguir exportando a otros mercados y atender la demanda china.

En tanto, la superficie plantada de naranjas para la temporada 2021/22 es de 6.371 ha, un incremento de solo un 0,7% respecto a 2019/20. En 2011/12, esta cifra alcanzaba las 7.389 ha, pero ha ido siendo reemplazada por mandarinas y limones por la rentabilidad, dice el documento del departamento estadounidense.

Los números de los cítricos se contrastan fuertemente con algunos cultivos emblemáticos del país: la uva de mesa ha perdido un quinto de su superficie desde 2011; la manzana ha perdido un 17,5% de su superficie plantada en comparación a 2013; y la pera tiene un 26% menos de cultivos que en 2015.

Mientras, los cultivos de cerezas se han casi cuadruplicado en los últimos diez años -sobre todo por la alta demanda en China- y los de arándanos y paltas se han mantenido estables.

Destinos cítricos

Las exportaciones de limones, mandarinas y naranjas tienen sus puntos altos durante el segundo semestre y tienen a EE.UU. como el principal comprador. De hecho, en la temporada 2019/20, los norteamericanos representaron el 64,4% del volumen de las exportaciones de limones y el 94,9% de las de mandarinas.

En el caso de los limones, los otros mercados importantes están en Asia: Japón, Corea del Sur y China -a donde se buscan incrementar los envíos-. En cambio, los destinos secundarios de mandarinas son Canadá, Puerto Rico y el Reino Unido, pero los volúmenes son mínimos comparados a los enviados a EE.UU.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Canadá 21/02/2024 La canadiense First Quantum anuncia reestructuración de capital para reducir deuda

La compañía ha perdido desde noviembre más de la mitad de su valor de mercado después de la orden de Panamá de cerrar su yacimiento de cobre

Alemania 22/02/2024 Operadores reducen apuestas a recortes BCE a menos 100 puntos básicos en 2024

De acuerdo con los analistas, durante 2024 se esperan al menos cuatro disminuciones en la tasas de interés, además que fortalecería el euro

Educación 23/02/2024 Colombia está en "nivel inferior" de educación según reciente informe de McKinsey

Informe encontró patrones que llevan al fracaso en las reformas y sistemas educativos, que le costarían millones a la economía mundial