Actualización de perspectivas del Fondo Monetario Internacional prevé crecimiento regional para 2019 de 0,6%, dato que para abril se calculaba en 1,4%

Johan Chiquiza Nonsoque - jchiquiza@larepublica.com.co

Brasil y México fueron dos de las economías relevantes a las que apuntó el Fondo Monetario Internacional para argumentar su decisión de disminuir la perspectiva de crecimiento de América Latina este año en 0,8 puntos porcentuales, en su reporte de julio. El informe actual estima que la economía en la región solo crecería 0,6% para cierre de este año, cifra que para abril se calculaba en 1,4%.

LOS CONTRASTES

  • Gita GopinathEconomista Jefe del Fondo Monetario Internacional

    “Cerca de 70% del aumento depende de que el crecimiento mejore en las economías de mercados emergentes y en desarrollo que están sometidas a tensiones, lo que implica incertidumbre”.

  • Roberto JunguitoExministro de Hacienda

    “Los síntomas de Colombia son de recuperación y se están evidenciando en el crecimiento del comercio al por menor, en el de la industria y, sobre todo, en el tema de las importaciones”.

México vivió una situación similar, pues los economistas del FMI disminuyeron su proyección de crecimiento de este año en 0,7 puntos porcentuales, llevando la expectativa de 1,6% (para abril) a 0,9%, para la actualización de julio. Pese a esto, las cifras proyectadas para 2020 en este territorio se mantuvieron en una expectativa de 1,9%. Parte de las razones es la incertidumbre de las políticas públicas y el alza de los costos del endeudamiento.

Bajo este contexto una de las declaraciones que tuvo mayor eco ayer fue la del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien dijo: “no les tengo mucha confianza a esos entes, con todo respeto. Esos organismos fueron los que impusieron la política neoliberal que causó muchas desgracias en México”, según reseñó Reuters.

Otro de los casos sobre los que la organización puso la lupa fue el de Venezuela, país del que se espera una contracción de la economía de aproximadamente 35% para este año.

Colombia, no tan mal

A pesar de presentar un ajuste a la baja de 0,1 puntos porcentuales, Colombia fue uno de los países destacados de manera positiva en la región, siendo calificada como una economía resiliente por parte de los expertos de la entidad.

Mientras la estimación este año es que creceremos 3,4% (en abril era 3,5%), la revisión para 2020 es favorable en 0,4 puntos porcentuales, con lo que se espera que el próximo año el país experimente un crecimiento de 3,7% en su economía, dato que se calculaba en 3,3% para la medición de abril.

Perú y Chile, que también vieron bajas modestas, mantuvieron sus estadísticas con expectativas por encima de 3%. Comparado con la expectativa de abril, a Perú se le redujeron 0,2 puntos porcentuales, llevando su estimado de crecimiento para este año a 3,5%. En el caso de Chile, se hizo una reducción de la misma cantidad, con lo que ahora se espera que la economía de este país crezca a un ritmo de 3,2%. Al igual que en Colombia, en Chile también se aumentaron las expectativas de crecimiento de cara a 2020; tras un aumento de 0,2 puntos en el esperado de crecimiento, se llegaría a 3,4% para cierre del próximo año.

Pese a los descensos, esto no fue suficiente para que las economías emergentes y en desarrollo delimitadas por el Fondo Monetario Internacional tengan el indicador de crecimiento más bajo. De hecho, a pesar del bajo dato regional, estas economías crecerán 4,1% para este año.

En cuanto al dato de crecimiento económico mundial, se prevén variaciones de 3,2% para este año y de 3,5% para el próximo. Esto es una reducción de 0,1 puntos porcentuales, causado por las disputas comerciales entre China y Estados Unidos.