.
HACIENDA Biden anuncia el plan de estímulo económico más alto en la historia de Estados Unidos
viernes, 15 de enero de 2021

La suma propuesta supera el billón de dólares por primera vez y le apunta a aumentar los montos de los cheques a contribuyentes

Sebastián Montes

Joe Biden está empeñado en hacer historia. Poco menos de una semana antes de su toma de posesión, que cierra una de las etapas más complejas de la política estadounidense, el presidente electo anunció el paquete de estímulo económico más grande en la historia de su país, que llega a los US$1,9 billones.

El anuncio llega casi tres semanas después de que el mandatario saliente, Donald Trump, firmara un plan de alivios económicos por US$900.000 millones luego de cinco días de negarse a aprobarlo.

Cabe destacar que en el plan de Trump los cheques destinados a millones de contribuyentes quedaron fijados en US$600, a pesar de que el mandatario exigió elevar la cantidad a US$2.000. En el de Biden, el compromiso de dichos pagos estaría tasado en US$1.400. Además, el crédito tributario por hijos aumentaría de US$2.000 a US$3.000 para este año, con US$600 adicionales para niños menores de seis años y "nuevas reglas que permitirían a los hogares más pobres obtener el beneficio completo. El plan también incluye dinero para ayudar a los hogares con los costos de alquiler y cuidado infantil, más US$350.000 millones para los gobiernos estatales y locales", explicó el mandatario en su discurso en la noche del jueves.

Se debe tener en cuenta que la propuesta de Biden aún está sujeta a aprobación en la Cámara de Representantes y en el Senado, aunque ambas salas estarán controladas por el Partido Demócrata después del 20 de enero, factor que ayudaría a que sea avalada.

Frente a estas medidas, el excodirector del Banco de la República, José Antonio Ocampo, se mostró bastante optimista. “Ya comenzaron la recuperación de la economía, siempre y cuando logren controlar la pandemia. La vacunación está comenzando relativamente rápido allá y tiene buenas posibilidades”, dijo.

LOS CONTRASTES

  • José Antonio Ocampo Excodirector del Banco de la República

    “Estados Unidos se mantuvo relativamente bien en la actividad económica y los indicadores sociales, pese a que tuvo una pandemia muy fuerte”.

  • Jorge RestrepoProf. Economía de la Universidad Javeriana

    “Se usa un paquete de estímulo porque Estados Unidos no necesita reformas económicas, a diferencia de otros países donde se requieren ambos factores”.

El profesor de Economía de la Universidad Javeriana, Jorge Restrepo, destacó que Estados Unidos tiene una “posición envidiable” por tener una moneda de reserva que le permite desprenderse con más facilidad de un ancla fiscal para permitir la recuperación económica.

Más allá de las discusiones políticas, el factor más relevante está relacionado con el monto histórico de este paquete económico, pues es la primera vez que una medida de este tipo alcanza una cifra superior al billón de dólares. En comparación con el estímulo firmado por Trump, el total es 111,1% más alto.

También se debe tener en cuenta que los planes de estímulo económico que se han emitido en el siglo XXI han respondido a tres de las crisis más graves que ha enfrentado Estados Unidos en toda su historia: la pandemia del covid-19, el colapso de la burbuja inmobiliaria y la gran recesión de 2001.

Para la crisis inmobiliaria se otorgaron tres paquetes de estímulo entre 2008 y 2010: uno en el gobierno de George W. Bush y dos en el gobierno de Barack Obama. El más elevado se registró en 2009, pues alcanzó un total de US$787.000 millones.

En cuanto a la crisis de 2001, Bush aprobó dos años después un plan de estímulo económico tasado en US$674.000 millones.

El PIB cayó después de 11 años
Como resultado del golpe financiero provocado por la pandemia, el PIB de EE.UU. cerró en US$20,81 billones en 2020, cifra que cayó 2,8% frente al total de 2019, que llegó a US$21,43 billones según el Fondo Monetario Internacional (FMI). La última vez que dicha suma tuvo un bajón fue en 2009, justo después del impacto de la crisis inmobiliaria, cuando cerró en US$14,45 billones. Dicha suma disminuyó 1,7% en comparación con 2008, año en que concluyó con US$14,71 billones. Para 2021, las últimas proyecciones de la entidad apuntan a que la cantidad llegará a US$21,92 billones, mostrando un posible aumento de 5,3% frente al año pasado.