Reuters

Los precios del petróleo anotaron el jueves la mayor ganancia diaria de la que se tenga registro después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que espera que Arabia Saudita y Rusia anuncien un importante recorte en la producción de petróleo.

Medios estatales saudíes, en tanto, dijeron que el reino convocó a una reunión de emergencia de productores de petróleo para lidiar con la crisis del mercado.

Trump dijo el jueves que habló con el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, y que espera que el reino y Rusia reduzcan el bombeo de crudo entre 10 y 15 millones de barriles, después de que ambos países mostraron su voluntad de llegar a un acuerdo.

Trump no especificó que si el recorte se refiere a barriles por día, pero esa es la forma más común en los mercados petroleros para hablar sobre oferta y demanda.

Sin embargo, un acuerdo tan importante probablemente requeriría la participación de otros grandes productores que no petenecen a la Opep.

Los futuros del referencial Brent subieron US$5,20, o 21%, a US$29,94 por barril, mientras que el crudo estadounidense West Texas Intermediate (WTI) avanzó US$5,01, o 24,7%, a US$25,32.

Estas alzas contrastaron con la cotización que tuvieron ayer ambas referencias.

A pesar de las enormes ganancias, el petróleo ha perdido más de la mitad de su valor este año.

El mercado se desplomó a principios de marzo, cuando Arabia Saudita y Rusia no pudieron llegar a un acuerdo para frenar la producción. Más tarde los saudíes aumentaron el bombeo a más de 12 millones de bpd.

Desde entonces, la pandemia de coronavirus ha reducido profundamente la demanda por combustible. Los precios del crudo estadounidense cayeron por debajo de los US$20 por barril varias veces en los últimos días.