La tasa de referencia del dinero en Reino Unido pasa del 0,75% al 0,25%, en una decisión casi sin precedentes en Banco de Inglaterra

Diario Expansión - Madrid

La City de Londres amanece hoy con una decisión casi sin precedentes del Banco de Inglaterra, que ha anunciado un plan de emergencia para afrontar el impacto económico del coronavirus.

Siguiendo los pasos de la Reserva Federal estadounidense (Fed), el organismo que dirige Mark Carney votó anoche por unanimidad recortar los tipos de interés en 50 puntos básicos, pasando del 0,75% al 0,25%.

El plan de choque del Banco de Inglaterra incluye una línea de liquidez de 100.000 millones de libras a los bancos, condicionada a que el dinero sea utilizado para prestar dinero a las pymes. Además, el supervisor monetario y bancario elimina el colchón de capital anticíclico que requería a los bancos, lo que libera 196.000 millones de libras que podrán ser utilizados para impulsar el flujo de crédito.

El mercado venía anticipando estas acciones por parte del Banco de Inglaterra, pero no estaba claro si se adoptarían de manera urgente o el organismo esperaría al 16 de marzo, cuando Carney dejará su puesto a Andrew Bailey. Finalmente, se ha optado por actuar pronto, coincidiendo hoy con la presentación de los presupuestos por el Gobierno de Boris Johnson, que incluirán un aumento de la inversión para estimular la economía.

En su historia reciente, el Banco de Inglaterra solo había recortado los tipos de manera extraordinaria en 2001 (tras el ataque terrorista a las torres gemelas) y en 2008 (en la crisis financiera). Tras el referéndum de Brexit, en junio de 2016, el organismo esperó hasta su reunión ordinaria de agosto para recortar tipos en 25 puntos básicos.

"Aunque la magnitud del shock económico del Covid-19 es altamente incierta, la actividad seguramente va a debilitarse en Reino Unido durante los próximos meses. Temporalmente, pero de manera significativa, distorsiones en la cadena de suministro y una actividad más débil pueden suponer un desafío para los ingresos en caja y elevar la demanda para el crédito a corto plazo de las familias y en capital circulante de las empresas", explica el Banco de Inglaterra para justificar las medidas. "Estos asuntos serán especialmente sensibles para los pequeños negocios. El shock económico afectará tanto a la demanda como a la oferta en la economía".

La libra cae tras el anuncio de Mark Carney. Pierde un 0,40% frente al euro, situándose en 1,136 euros. Se espera que el Banco Central Europeo anuncie sus propias medidas frente a la epidemia mañana.

Bancos centrales

La decisión del Banco de Inglaterra se produce un semana después de que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) rebajara también medio punto los tipos de interés de forma inesperada.

El banco central estadounidense pretendía con esta medida contrarrestar el impacto del coronavirus en los mercados y en la economía.

El movimiento de ambas instituciones mete presión al BCE, que celebra su reunión mañana. El organismo dirigido por Christine Lagarde tiene mucho menos margen de maniobra, con los tipos en negativo en la práctica y una economía renqueante.

Ayer, la Unión Europea anunció que movilizará hasta 25.000 millones de euros para combatir el coronavirus. Los fondos se utilizarán para apoyar los sistemas sanitarios de los países europeos, ayudar a las pymes más afectadas y actuar en el mercado laboral.