.
BANCOS

Banco Central Europeo sigue a la Reserva Federal y opta por cirugía contra la inflación

sábado, 10 de septiembre de 2022

Christine Lagarde, presidente del BCE. Foto: Reuters

RIPE:
EXPANSIÓN

Al final, la escalada de precios en Europa ha llevado a la autoridad monetaria a adoptar medidas drásticas, tras la subida de tipos

Expansión - Madrid

El Banco Central Europeo confirmó el jueves que optará, como la Reserva Federal, por la cirugía para contener la inflación. En una decisión histórica, su presidenta, Christine Lagarde, anunció una subida de los tipos de interés para la zona euro de 0,75%, hasta situarse en 1,25%; todavía lejos de 2,25% fijado en Estados Unidos. No por esperada, la decisión causó menos preocupación en los ministerios de Economía de los principales países de la Unión Europea, porque anticipa un frenazo económico que podría desembocar en recesión a principios del próximo año.

Al final, la escalada de precios en Europa ha llevado a la autoridad monetaria a adoptar medidas drásticas, tras la subida de tipos de medio punto el pasado julio. La evolución de la inflación en verano ha sido más fuerte de la esperada (superó 9% en agosto) y se anticipa una tasa de 8% al acabar el año. Ante esas perspectivas, el BCE no ha dudado en endurecer su política monetaria, después de años de tipos de interés negativos.

La autoridad monetaria europea tenía dos opciones: una subida gradual mes a mes, o un incremento histórico de una sola vez. Y ha optado por la segunda, aún a sabiendas de los efectos negativos que tendrá sobre el crecimiento económico y el sufrimiento que causará a los ciudadanos. Una palabra que ya utilizó Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos hace pocas semanas. No hay que olvidar que el BCE está obligado, por mandato, a controlar la inflación y actuar con paños calientes podría lastrar su credibilidad futura si los precios siguieran disparados de aquí a fin de año.

De la estanflación a la recesión

Durante el mes de agosto, tras la intervención de Powell en Jackson Hole, algunos analistas hablaron de sobreactuación de la Fed y ayer mismo volvieron a insistir tras la decisión del BCE en que la subida podía ser excesiva. Se olvidaban de que la inflación actual en los países desarrollados ha vuelto a tasas desconocidas en décadas y su principal causa, la guerra en Ucrania, no tiene ninguna pinta de acabar a corto plazo. Es verdad que la subida de tipos frenará el crecimiento económico, pero no es menos cierto que una espiral inflacionista estrangularía la vida de los ciudadanos en todos los países.

Lo que se ha venido en llamar "la guerra de Putin" está haciendo un daño irreparable a la Unión Europea y a Estados Unidos. Aunque no hay que olvidar que los precios ya habían empezado a subir antes de que Rusia invadiera Ucrania, como consecuencia de un modelo penoso de fijación de los precios de la electricidad en toda Europa. La situación actual es que el crecimiento del PIB es cada vez más débil, como han confirmado las principales instituciones internacionales y los institutos privados, que no paran de revisar a la baja las estimaciones para los próximos meses. Del fantasma de la estanflación se ha pasado al de la recesión sin solución de continuidad, en caso de que Rusia corta el suministro de gas y petróleo a Europa.

En la conferencia de prensa para explicar la subida de tipos, Christine Lagarde no quiso quitar gravedad a la situación ni descartó nuevos incrementos en los próximos meses, sin poner un límite. Según las nuevas estimaciones del Banco Central Europeo, la inflación cerrará este año en 8,1% (1,3 puntos más que el pronóstico anterior), 5,5% en 2023 (dos puntos más) y 2,3% en 2024 (dos décimas más). El compromiso de la autoridad monetaria europea es devolver la subida de precios al 2% y su presidenta no dejó duda alguna de su determinación a hacer lo que haga falta para rebajar los precios. El whatever it takes de Mario Draghi durante la anterior crisis de la deuda se repite aunque con objetivos diferentes.

Los efectos de la subida de tipos

De entrada, las medidas quirúrgicas adoptadas por el BCE tendrán efectos negativos sobre el consumo, la inversión y el pago de la deuda, tanto privada como pública. La subida del euribor (ya cerró agosto en 1,249%, frente a 0,5% negativo el año anterior y ayer superó 2% por primera vez en diez años) tendrá un efecto muy dañino sobre los ciudadanos que están endeudados con tipos variables. Y el crecimiento de los gastos financieros para empresas y particulares frenará el consumo y la inversión y aumentará la morosidad.

Eso sin contar los efectos que tendrá el aumento del servicio de la deuda pública sobre los presupuestos de los Estados para el próximo año. La mayoría de los países comunitarios han tenido que hacer importantes esfuerzos fiscales para afrontar los efectos de la pandemia, primero, y de la guerra en Ucrania después. Y llegan al otoño con las cuentas públicas muy tensionadas, pese a los ingresos recibidos de los fondos Next Generation EU.

Es pronto para saber cuál será la posición de la Comisión Europea respecto a los proyectos de presupuestos que se presentarán en las próximas semanas en Bruselas. La subida tan drástica de tipos ha cambiado de un día para otro la situación y dificulta cuadrar las cuentas públicas. Nos esperan semanas de incertidumbre.

A última hora, llega la noticia de que los ministros de Energía de la UE han dado un paso para intervenir los precios de la luz y el gas; han decidido emplazar a la Comisión a presentar propuestas legislativas para limitar los beneficios de las eléctricas y el precio del gas y reducir el consumo eléctrico a empresas y particulares. Habrá que esperar a ver en qué queda todo eso.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Tecnología 06/10/2022 Las ganancias de Samsung caen en 32 % y empeora la caída de los chips de memoria

Las ganancias operativas cayeron un 32% a 10,8 billones de wones (7.700 millones de dólares) durante los tres meses que terminaron en septiembre

Brasil 03/10/2022 "Lula Skywalker": banner que publicó actor de Star Wars en apoyo al candidato

Rosangela da Silva, esposa del candidato, respondió el tweet del actor "May the force be we us", haciendo alusión a la icónica frase de la película

Tecnología 04/10/2022 Musk dice que comprar Twitter acelera la creación de una 'aplicación para todo'

Musk ha reflexionado en voz alta sobre hacer que Twitter sea más útil, indicando que le gustaría que se pareciera más a WeChat

MÁS GLOBOECONOMÍA