Los envíos de productos a China cayeron a US$8.500 millones en abril frente a los US$10.200 millones del mes anterior y disminuyeron un 20% en comparación con el año anterior

Bloomberg

El déficit comercial de EE.UU. se redujo en abril, ya que tanto las exportaciones como las importaciones se derrumbaron, lo que evidencia el impacto de los aranceles del presidente, Donald Trump, incluso antes de que las negociaciones con China se desbarataran y amenazara con imponer gravámenes sobre los productos mexicanos.

El déficit en bienes y servicios se redujo a US$50.800 millones, casi en línea con las estimaciones de los economistas, frente a un total revisado de US$51.900 millones registrado el mes anterior, según un informe del Departamento de Comercio el jueves. La brecha del comercio de mercancías con China aumentó a US$29.400 millones, mientras que el déficit de México se redujo a US$7.900 millones.

Las exportaciones fueron las que más cayeron en tres años, lo que refleja en parte la menor demanda de aeronaves civiles luego de la puesta a tierra en todo el mundo del modelo 737 Max de Boeing Co., aunque el declive en los envíos al extranjero fue generalizado. Un déficit general más estrecho elevará el crecimiento económico y permitirá a Trump atribuirse cierta victoria en sus promesas de reducir la brecha, pero a costa de que las empresas estadounidenses hayan perdido el negocio de exportación o estén pagando precios más altos.

Los envíos de productos a China cayeron a US$8.500 millones en abril frente a los US$10.200 millones del mes anterior y disminuyeron un 20% en comparación con el año anterior, mientras que las importaciones de la nación disminuyeron un 13,2% en 2019.

Mientras tanto, las exportaciones de mercancías a México han mostrado escasa variación en lo que va del año, mientras que las importaciones aumentaron un 6,1%, lo que destaca los caminos divergentes del comercio estadounidense con México y China desde que Trump impuso la primera ola de aranceles de China a mediados de 2018.

Disminución de las importaciones
Las importaciones globales de EE.UU. registraron la mayor caída desde enero debido a las disminuciones en productos químicos entrantes, semiconductores, automóviles y bienes de consumo. La demanda de mercancías fue la más baja en más de un año.

Negociadores estadounidenses y mexicanos retomarían las conversaciones el jueves, con poco tiempo para evitar la amenaza de Trump de imponer aranceles la próxima semana. Trump, quien viaja al extranjero, dijo que se logró un progreso "insuficiente" durante una reunión de 90 minutos en la Casa Blanca entre funcionarios de ambos países.

La menor brecha comercial general sugiere que las exportaciones netas estaban en camino a contribuir al crecimiento económico en el segundo trimestre. No obstante, si las empresas estadounidenses aumentan las importaciones para superar los aranceles, podría influir en el ritmo de la expansión.

Las cifras del jueves mostraron que el déficit en bienes se redujo a US$71.700 millones, mientras que el superávit en servicios aumentó a US$20.900 millones.

Un informe separado del Departamento de Trabajo el jueves mostró que las solicitudes de beneficios por desempleo permanecieron bajas la semana pasada antes del informe de empleos del viernes para mayo. Las peticiones de subsidios de desempleo se mantuvieron inalteradas en 218.000 en la semana terminada el 1 de junio, ligeramente superior a los pronósticos de los economistas.