El gigante tecnológico reduce su participación a 15% de 30% para algunos fabricantes de aplicaciones

The Wall Street Journal

Apple Inc. está reduciendo a la mitad la comisión que cobra a los desarrolladores más pequeños que venden software a través de su App Store, una concesión parcial en su batalla con los críticos sobre cómo ejerce el poder en su ecosistema digital.

A partir del próximo año, dijo el miércoles el fabricante de iPhone, recolectará 15% en lugar de 30% de las ventas de la App Store de compañías que no generen más de US$1 millón en ingresos a través de la plataforma de software, incluidas las compras dentro de la aplicación. La tarifa seguirá siendo de 30% para los desarrolladores cuyas ventas a través de la App Store, excluyendo los pagos de comisiones, superen el millón de dólares, lo que significa que la reducción no afectará a oponentes tan expresivos de Apple como la empresa de videojuegos Epic Games Inc.

La participación de 30% de Apple ha estado en el centro de las quejas este año de otras compañías tecnológicas y algunos usuarios sobre cómo administra el vasto mundo digital de personas que usan iPhones, iPads y otros dispositivos Apple. Los críticos han acusado que la participación de Apple es demasiado grande, se cobra injustamente a diferentes compañías , deja a los clientes pagando la factura y lleva a algunos desarrolladores a soluciones alternativas para evitar las tarifas.

El Congreso, la Unión Europea, el Departamento de Justicia y la Comisión Federal de Comercio están investigando a Apple y otras empresas tecnológicas por motivos antimonopolio.

La compañía de Cupertino, California, ha dicho que sus tarifas ayudan a financiar un sistema que permite a los usuarios descargar software de terceros de forma segura en más de 1.500 millones de dispositivos en todo el mundo. El año pasado, según Apple, el ecosistema de la App Store facilitó US$519.000 millones en comercio mundial, más de 85% de los cuales fueron a terceros. La tarifa de Apple está en línea con lo que cobran las tiendas de aplicaciones rivales administradas por Google de Alphabet Inc. y otros.

Apple dijo que las tarifas más bajas afectarían a la "gran mayoría" de los desarrolladores de aplicaciones que usan su App Store, pero no especificó un número o porcentaje. Apple ha dicho que 85% de las aplicaciones en la App Store no cobran a los usuarios y, por lo tanto, sus desarrolladores no pagan nada.

Apple desplegará detalles completos de su "Programa de Pequeñas Empresas de App Store" a principios del próximo mes e implementará los cambios a partir del 1 de enero, dijo. Los desarrolladores nuevos en la App Store calificarán, junto con los que estén por debajo del límite de US$1 millón en 2020. Los desarrolladores que califiquen para las tarifas reducidas pero luego superen US$ 1 millón durante el año recibirán la tarifa normal una vez que superen ese umbral.

"Estamos lanzando este programa para ayudar a los propietarios de pequeñas empresas a escribir el próximo capítulo de creatividad y prosperidad en la App Store, y para crear el tipo de aplicaciones de calidad que adoran nuestros clientes", dijo Tim Cook, director ejecutivo de Apple, el miércoles.

Apple ha peleado por su comisión con una variedad de compañías basadas en aplicaciones, incluidas Netflix Inc. y Spotify Technology SA, pero su batalla más destacada ha sido con Epic, fabricante de “Fortnite”. En agosto, Epic implementó una forma de realizar compras en el juego que impidió que Apple y Google recolectaran el recorte del 30% que cobran en sus tiendas de software. Tanto Apple como Google sacaron el juego. Epic, a su vez, demandó.

Epic ha enmarcado su lucha como oponerse a un sistema que suprime la competencia e infla los precios. Apple ha dicho que Epic simplemente busca evitar pagar por el "tremendo valor que obtiene de la App Store". En una presentación judicial, Apple dijo que "Fortnite" se ha descargado a través de la App Store casi 130 millones de veces desde 2018 y que Epic ha ganado más de $ 600 millones de su relación con Apple.

En octubre, Epic ganó un impulso de relaciones públicas cuando un subcomité de la Cámara que investigaba a Big Tech acusó a Apple de ejercer un poder anticompetitivo que perjudica a sus rivales y se beneficia a sí mismo. En particular, el informe del subcomité cuestionó el tamaño de la tarifa de la App Store.

“La prohibición de Apple de las tiendas de aplicaciones rivales y el procesamiento de pagos alternativo bloquea la competencia, aumentando las ganancias de Apple de un ecosistema capturado de desarrolladores y consumidores”, dijo el informe.

Apple cuestionó los hallazgos y a principios de este año publicó un estudio que encargó a Analysis Group que encontró que las tarifas de la App Store estaban en línea con las de sus competidores más cercanos, como Google Play.

La tarifa de 30% se remonta al inicio de la App Store en 2008, un año después de que se introdujera el iPhone.