Amazon ha acelerado su proceso de robotización y en sus centros ya suman más de 120.000 unidades

Expansión - Madrid

El gigante del e-commerce tiene clara su apuesta por la tecnología y desde hace casi cinco años emplea robots en sus centros logísticos. Amazon adquirió la compañía de robótica Kiva Systems en 2012, y desde entonces los robots de esta marca comenzaron a mezclarse con los trabajadores. A finales de 2013, había en torno a 1.400 robots trabajando para la compañía estadounidense, pero esta cifra ha ido creciendo a pasos agigantados.

Según estimaciones de la publicación Quartz que recoge Statista, el número de robots usados por Amazon en 2017 fue de alrededor de 120.000 unidades frente a las 45.000 del año anterior, esto es, casi tres veces más.

Esta cifra supone un sorprendente aumento del ratio de robots por empleados. El año pasado finalizó con una proporción de una máquina automatizada por cada 4,7 trabajadores, lo que ya supuso un récord en el nivel de automatización de la tienda de ecommerce. En años anteriores, tal y como demuestra Statista, el ratio máquinas personas era de un trabajador por más de cada siete empleados.

A pesar de lo alarmista del dato, por la posibilidad de que los robots acaben con el trabajo, lo cierto es que el número de contrataciones en Amazon no ha parado de crecer. Mientras que en 2007 la compañía contaba con 17.000 empleados, en 2017 el número de trabajadores ascendía a 577.000, según Statista. Esta cifra demuestra la apuesta de Amazon por la tecnología, pero sin dejar de lado la labor humana.