La empresa debutó en Wall Street y las acciones abrieron a US$146 en el Nasdaq superando el precio que pretendía de la OPI

Reuters

Las acciones de Airbnb se dispararon ayer en su debut bursátil, valorando a la compañía de alquiler de viviendas en US$101.600 millones en la mayor salida a Bolsa de una firma estadounidense en 2020, y coronando un año extraordinario en el que los inversores se volcaron a los títulos tecnológicos.

Las acciones abrieron a US$146 en el Nasdaq, muy por sobre el precio de la Oferta Pública Inicial (OPI) de US$68, lo que recaudó US$3.500 millones para la compañía. El papel alcanzó un máximo de US$165, disparándose más de 142% tras el debut en Wall Street.

La OPI resalta una sorprendente recuperación en la fortuna de Airbnb después de que el negocio se viera gravemente dañado por la pandemia de covid-19 a inicios de este año.

Fundada en 2008 como un sitio web para aceptar reservas de salas durante conferencias, Airbnb fue valorada en solo US$18.000 millones en una ronda de recaudación de fondos privada en abril y en US$31.000 millones en su última recaudación de fondos privada anterior a los periodos del covid-19 a mediados de 2017.

El alza en la apertura agrega miles de millones a lo que ya era un día de gran éxito para los fundadores Brian Chesky, Nathan Blecharczyk y Joseph Gebbia e inversores como Sequoia Capital y Founders Fund de Peter Thiel.
Con US$146 por acción, Airbnb tenía una capitalización de mercado de alrededor de US$87.200 millones, en comparación con US$86.300 millones de Booking Holdings y los US$42.300 millones de Marriot International que se reportaron en otras fechas.