La operación superaría la salida de Uber a la Bolsa de Nueva York en mayo y valoraría el negocio de la cervecera en Asia en hasta US$63.700 millones.

Diario Financiero - Santiago

Anheuser-Busch InBev, el gigante cervecero dueño de marcas como Budweiser, espera recaudar hasta US$9.800 millones al abrir a bolsa una participación minoritaria en su negocio de Asia, en lo que sería la mayor Oferta Pública Inicial (OPI) de acciones del mundo este año.

La venta de acciones ayudará a la cervecera a reducir su pesada carga de deuda y el presidente ejecutivo, Carlos Brito, ha señalado que también podría allanar el camino para adquisiciones en la región.

La firma que comercializa 50 marcas -incluidas Budweiser y Stella Artois- en China, Australia, Corea del Sur y Vietnam, está vendiendo 1.600 millones de acciones primarias en un rango de entre US$5,13 y US$6,02 cada una, según un prospecto de la operación.

Dependiendo de la demanda de los inversionistas, la cotización podría valorar las operaciones de la compañía en Asia en entre US$54.200 millones y US$63.700 millones, mucho más que las valoraciones establecidas por analistas que no participan en la OPI. Jefferies y Bernstein Research han estimado que el negocio tiene un valor de entre US$45 mil millones y $55 mil millones.

Un analista que pidió reserva de su identidad dijo a Financial Times que los múltiplos de valuación implícitos eran "bastante contundentes" en 16 a 18 veces las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización. En cambio, la propia AB InBev cotiza a aproximadamente 12 veces el Ebitda, mientras que la mayor cervecera china, China Resources Beer, cotiza a casi 22 veces.

Incluso quedando en el rango inferior de la valoración, la colocación de acciones superaría la OPI de Uber en la Bolsa de Nueva York en mayo para clasificar como la más grande del mundo este año, según los datos de Dealogic.

Carga de deuda
AB InBev ha sido una formidable máquina de cerrar tratos en las últimas décadas, comprando compañías regionales y nacionales para crear la mayor cervecera del mundo, que vende una de cada cuatro cervezas en todo el mundo. Pero la adquisición de SABMiller en 2016 cargó a la compañía con una deuda de US$102.500 millones a fines de 2018.

Cuando el negocio se desaceleró en los mercados emergentes el año pasado, las agencias de calificación crediticia advirtieron que el ritmo de reducción de la deuda era demasiado lento, lo que llevó a AB InBev a reducir su dividendo a la mitad en octubre. La venta de acciones en Asia se usaría para pagar una parte de la deuda.

Se espera que las acciones en Budweiser APAC se valoren el 11 de julio y comiencen a cotizarse el 19 de julio.