El presidente del fondo de inversión inmobiliario que arrienda oficinas a la aerolínea asegura que la empresa está al día con el pago

Diario Financiero

A raíz de la difícil situación que vive Latam Airlines, que se ha convertido en un ícono del impacto que la pandemia en Chile luego de gatillar su proceso de reorganización en Estados Unidos, la clasificadora de riesgo Feller-Rate advirtió que un fondo de inversión inmobiliario de Sura que tiene a la aerolínea en su cartera como arrendatario del edificio corporativo se habría visto impactado. Sin embargo, desde el vehículo de inversión aseguran que no es así.

El informe publicado el 3 de agosto de este año, la agencia calificadora le asignó una nota crediticia a las cuotas del vehículo Sura Renta Inmobiliaria III de 1º Clase Nivel 3, citando una "alta" capacidad de generación de flujos, aunque en el mismo reporte advirtieron por el caso de la compañía aérea.

"Dada la situación económica actual, la administradora ha flexibilizado algunos contratos con arrendatarios menores, tal como lo ha hecho buena parte de la industria. Producto de la compleja situación financiera que atraviesa Latam, se aprecia cierto nivel de morosidad", señaló Feller en su informe.

Esto se vuelve especialmente relevante considerando el peso de las oficinas de Latam Airlines en la cartera del vehículo. La memoria correspondiente a 2019 del mismo muestra que representó un 53% de los ingresos ese año.

Sin embargo, desde el fondo aseguran que la situación advertida por Feller-Rate no existe.

"Están absolutamente equivocados. Latam Airlines está pagando todo desde que se acogió al Chapter 11 (mecanismo de reorganización estadounidense) por obligación", explica el presidente del fondo de inversión, Pedro Orueta, un histórico exejecutivo de la industria previsional.

Es más, comenta, en una reunión celebrada ayer fueron informados de que la compañía está "al día" con el arriendo. El fondo Sura Renta Inmobiliaria III, asegura, no tiene vacancias y está pagando, por lo que "la información tiene que estar desfazada".

Sobre la situación de Latam en particular, Orueta indica que negociaron con ellos un diferimiento de los pagos entre abril y parte de mayo, pero que está acordado que se paguen en algún momento.

Al ser consultado por DF, Feller-Rate declinó participar de esta nota.

Activos clase AAA
Además de no verse impactado por la situación de Latam, Orueta destaca que el fondo está teniendo un desempeño sólido con los otros arrendatarios de los activos en los que está invertido, que incluyen nombres como Itaú, SMU, Pfizer y constructoras.

"Todos están pagando y no hay ninguna renegociación", señala, acotando que los activos en sí mismo "se están valorizando bien".

Esto al punto en que el vehículo aprobó ayer la entrega de un dividendo provisorio. Según informaron a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) a través de un hecho esencial, se aprobó la repartición de US$1,73 millones –equivalente a US$0,90 por cuota–, y está previsto repartir recursos de nuevo hacia fin de año.

Sobre la dinámica de mercado y el impacto que tendría en el fondo, Orueta destaca la calidad de los activos del fondo de Sura, con oficinas clase AAA. "Creo que no nos vamos a ver perjudicados, aunque tenemos claro que el negocio quizás en un par de años más puede cambiar", comenta.