miércoles, 7 de octubre de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Gerson Beltrán Franco - gbeltran@larepublica.com.co

Los productos financieros que podrán ser otorgados fuera de este régimen son los créditos de consumo de hasta dos salarios mínimos mensuales legales vigentes (smmlv) y seguros cuyo valor asegurado sea igual o inferior a 135 smmlv y cuyo máximo pago bimestral de la prima sea igual o inferior a la novena parte de 1 smmlv. Esto con el fin de incentivar la inclusión financiera en el país. 

El Sarlaft es un sistema de administración de riesgos que establece los procedimientos que la entidad financiera tiene que llevar a cabo para tener un pleno conocimiento del cliente. Cabe destacar que estos dos segmentos excluidos se unen a las  cuentas de ahorro con trámite simplificado cuyos saldos máximos no excedan en ningún momento 3 smmlv y a los depósitos electrónicos.

Jonathan Malagón, vicepresidente técnico de Asobancaria, indicó que “la excepción al régimen general del Sarlaft que ahora aplica a los créditos de bajo monto permitirá el diseño de mecanismos ágiles de conocimiento del cliente que redundarán en menores costos de originación en este producto de crédito y hacen viables económicamente las operaciones de bajo monto asociadas a estos créditos. La mayor agilidad permitiría a las personas solicitar hasta dos smmlv y por un plazo de hasta 36 meses, solo con su nombre, número y fecha de expedición del documento de identificación”.

El funcionario agregó que la  entidad confía que esta regulación, sumada a la validez del pagaré electrónico como garante de las obligaciones y la certificación independiente de la tasa de interés, será la base sobre la que se construya una alternativa ágil, segura, formal y con el potencial de incluir financieramente a millones de personas de bajos ingresos que hacen parte de la economía informal, y que hoy enfrentan tasas de interés del gota a gota que pueden ser del orden de 300% anual o más. 

María Mercedes Cuéllar, presidenta de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban), agregó que con la modificación del régimen para excluir esas operaciones, se reducen los costos para prestar esos servicios, un tema que es una de las mayores restricciones percibidas por la población para no usarlos.

De acuerdo con la Banca de las Oportunidades, en los últimos cuatro años, entre el primer trimestre de 2012  y el primer trimestre de 2015, el porcentaje de adultos con algún producto financiero en establecimientos de crédito fue de 65,5%, es decir, 23,6 millones de adultos tienen algún tipo de crédito. De este total, 19,4 millones de adultos (60%) tienen activos o vigentes dichos productos al final del trimestre, entre enero y marzo.

Por su parte, los expertos consultados por LR concuerdan en que este era uno de los mayores obstáculos para que el sistema financiero pudiera inducir a la vida bancaria a varios sectores del país, por lo que esperan que esta medida sea positiva para el crecimiento de la inclusión. Sin embargo, resaltan que  es importante seguir trabajando en medidas para ampliar la inclusión del país

Según este informe, los productos con mayores razones de actividad son las cuentas de ahorro de trámite simplificado (CATS) con una razón de 96,6% (98.880 adultos tienen activas estas cuentas de un total de 102.411 que reportan tener este tipo de producto en establecimientos de crédito) y los depósitos electrónicos (DE) con una razón de 92,3% (2,4 millones de adultos tienen activos estos depósitos de un total de 2,6 millones que reportan tener este producto).

De otra parte, los otros productos de ahorro y las cuentas de ahorro tienen las menores razones de actividad: 62,3% en el primer caso (338.049 adultos con estos productos activos de un total de 542.784) y 66,3% en el segundo (14,7 millones de adultos tienen sus cuentas de ahorro activas, de un total de 22,1 millones).

Para Francisco Solano, presidente del Banco Agrario, esta medida está en línea con la actualidad del sistema financiero. Además, aseguró que  los créditos de bajo monto no son objeto del lavado de activos o financian el terrorismo, por lo que la medida es positiva para el sector ya que en algunos casos los créditos podrán ser expedidos de manera más rápida pues no se tendrá que realizar tanto papeleo.

Santiago Perdomo, presidente banco Colpatria, indicó que “es una medida que ayudará al sistema financiero y a los usuarios para la bancarización”. 

Importancia del régimen de la Super
E
l Sarlaft es fundamental para garantizar la integridad del sistema financiero, blindándolo ante la amenaza del ingreso de recursos provenientes de actividades ilícitas y/o que puedan servir para el financiamiento del terrorismo. Sin embargo, al tratarse de actividades de crédito de bajo monto, relajar los estándares del Sarlaft no tendría un impacto en la estabilidad del sistema y sí tiene una capacidad importante de estimular la inclusión financiera. De igual manera, las tasas de interés excluidas de este sistema seguirán siendo certificadas por la Superintendencia Financiera de Colombia.

Las opiniones

Francisco Solano
Presidente del Banco Agrario de Colombia

“Es una iniciativa positiva para el sector pues sin lugar a dudas los tramites de algunos créditos serán más rápidos”.

Jonathan Malagón
V
icepresidente técnico de Asobancaria
“Esta medida permitirá la inclusión financiera de personas de bajos recursos que hacen parte de la economía informal ”.