El Gobierno Nacional dio a conocer las bases del Piso mínimo de Protección Social para quienes ganen menos de un mínimo

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

En medio de un mercado laboral que se caracteriza por tener una informalidad superior a 48% y en el que es urgente llevar a cabo una reforma pensional, el Gobierno Nacional dio a conocer el decreto 1174 de 2020, en el que está consignada la reglamentación del Piso Mínimo de Protección Social, una figura que le permitirá a las personas que ganen menos de un salario mínimo ($980.657) acceder al sistema general de seguridad social.

Con este anuncio, se obliga a los contratantes de aquellas personas que hoy trabajan bajo la modalidad de prestación de servicios y que devengan menos de un salario mínimo a hacer contribuciones de 15% al sistema Beps, del cual, 1% irá para financiar lo que se denomina en el decreto como el seguro inclusivo. También, quedarán cobijados quienes tengan uno o varios vínculos laborales por tiempo parcial, como las personas que se contratan para la recolección de café.

Este aporte es adicional al valor del contrato de cada trabajador que esté vinculado bajo ese tipo de contrato, explicó Pablo Medina, gerente de inversiones de Mercer Colombia.

Esta figura también permite que el aporte se haga de forma voluntaria para quienes no tengan necesariamente un vínculo laboral con su empleado. Esto quiere decir que los trabajadores independientes, como es el caso de los domiciliarios, los conductores de apps móviles, entre otros, podrán estar cobijados tanto como con el aporte a los Beps como al seguro inclusivo para amparar riegos derivados de su actividad laboral y de las enfermedades cubiertas, siempre y cuando hagan el aporte.

LOS CONTRASTES

  • Pablo MedinaGerente de inversiones de Mercer Colombia

    “De 15% del aporte del empleador al Beps, 1% se destinará a financiar el Seguro Inclusivo. Queda la duda de si las primas recaudadas serán suficientes para atender los siniestros que se generen”.

  • Mauricio OliveraPresidente de Econometría

    “Los Beps son una alternativa que está enfocada al sistema de protección para la vejez. Para lograr que el Piso Mínimo de Protección Social tenga éxito se deberán comunicar bien sus beneficios”.

“Para aquellas personas que no cuentan con un contrato de prestación de servicios, que devengan menos de un salario mínimo y no cuenten con los recursos para realizar los aportes de ley al sistema general de pensiones (como un rappitendero) podrán ser parte del sistema Beps de manera voluntaria. El aporte de 15% saldrá de sus bolsillos directamente y no del empleador”, explicó Medina.

En línea con esto, Mauricio Olivera, director de Econometría, aseguró que no hay que dejar de lado que hay algunos trabajadores que no tienen un empleador, por lo que a ellos no se les podrá quitar la flexibilidad que caracteriza a los Beps y que ha servido para generar cultura del ahorro entre los trabajadores informales. No hay que olvidar que el sistema Beps consiste en un ahorro voluntario, el cual se puede disfrutar a partir de la edad de retiro (mujeres 57 años y hombres 62 años). Olivera recomendó que aquellos trabajadores no formales y que ganen un salario mínimo o más, aporten al sistema pensional, ya que allí encontrarán más ventajas acorde a sus ingresos.

Con lo anterior estuvo de acuerdo Iván Jaramillo, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, quien agregó que el riesgo que podría traer consigo este nuevo anuncio es que se desmejoren los esquemas laborales de vinculación, ya que adherirse al Piso de Protección resulta menos costoso para el empleador.

El nuevo mecanismo del Gobierno responde a falta de cobertura pensional
Medina dijo que esto beneficia al Sistema de Seguridad Social porque le inyecta recursos que de otra manera seguirían en los bolsillos de los empleadores. “Hay que ver cuál será el nuevo equilibrio, es decir cómo los contratos de prestación de servicios se van a reacomodar o si no se harán más. La intención del decreto de incluir en el sistema a quienes ganan menos de un mínimo y están bajo la figura de prestación de servicios es correcta, porque uno de los principales problemas del actual sistema pensional local es la falta de cobertura”, dijo.

A continuación encontrará el decreto completo