Los países de la Ocde muestran un nivel de conocimiento bajo sobre educación financiera en general

Sebastián Montes

Durante la clausura de la tercera edición del Edufin Summit Bbva, que se celebra en Madrid, el presidente de Bbva, Carlos Torres Vila, mencionó que la inclusión financiera ha visto un cambio acelerado por la tecnología, que ha creado una "autentica nueva era" en este campo.

A su vez, el ejecutivo comentó que ese desarrollo provoca grandes retos a nuestra sociedad, que son más significativos para lograr un crecimiento económico sostenible que garantice educación de calidad, fomente empleo juvenil y logre preservar los derechos fundamentales de las personas.

Torres enfatizó en que resulta preocupante ver el estado del conocimiento financiero de las personas en todo el mundo, cuyo nivel es bajo. "Esto lleva a que las personas tomen decisiones que generan problemas a su salud financiera, su vida y sus negocios", afirmó.

Asimismo, subrayó que no solo es falta de conocimiento, sino que a menudo "ni siquiera existe conciencia de las implicaciones que tienen las elecciones que toma cada uno en la vida, que empiezan por las decisiones de consumo".

Con respecto al tema de la digitalización, aseguró que es un "catalizador sin precedentes", y señaló que las nuevas tecnologías dan mayor eficiencia a funcionalidades que facilitan de forma práctica la vida de las personas, permitiendo un acompañamientos más intensivo a los clientes en momentos donde la toma decisiones representa un impacto significativo en sus finanzas.

El ejecutivo también destacó que la cumbre de este año coincide con el décimo aniversario de los programas de Bbva para la educación financiera, que han beneficiado a 13 millones de personas aproximadamente.

Uno de los más destacados, principalmente en América Latina, es el de la Fundación Microfinanzas Bbva en Colombia, a través de la cual se ha ofrecido asesoramiento sobre finanzas a 315.000 emprendedores aproximadamente.

Por su parte, el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, afirmó que el bajo nivel de cultura financiera no es una realidad del país exclusivamente, pues las naciones pertenecientes a la Ocde muestran resultados comparables frente a este tema.

No obstante, manifestó que el nivel de conocimientos financieros aumenta con el nivel educativo, tanto en España como en otros países. De acuerdo a ello, comentó que existe un patrón donde el aumento de la edad es directamente proporcional al incremento de conocimiento. A pesar de ello, a partir de los 54 años las respuestas correctas se van reduciendo y aumenta el porcentaje de gente que no sabe.

Con respecto a la situación de los jóvenes, Hernández mencionó que el panorama es más preocupante, pues solo una de cada ocho personas entre 18 y 34 años es capaz de responder preguntas relacionadas con inflación, tipo de interés compuesto y diversificación de riesgos.