.
FINANZAS

Grupo Argos emitirá bonos de hasta 20 años

lunes, 25 de agosto de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El Colombiano

Y al hecho de que se trataría de la mayor emisión de deuda anunciada en 2014 en el mercado de capitales colombiano, se están contemplando colocar bonos con plazo de hasta 20 años. Así lo confirmó a este diario José Alberto Vélez Cadavid, presidente desde 2003 del conglomerado de infraestructura y cuyos principales accionistas son los grupos Sura y Nutresa, así como fondos de pensiones colombianos e inversionistas internacionales.

La última emisión de la matriz del Grupo Argos fue a finales de 2012, cuando adjudicó bonos convertibles en acciones preferenciales (Boceas) por un total de $750.000 millones, destinados a apalancar el plan de inversiones del frente inmobiliario.

La nueva emisión tiene a favor la alta liquidez que muestra el mercado, la sobredemanda que han tenido los papeles emitidos por la holding y sus filiales, así como la buena salud de que goza el Grupo al cumplir sus 80 años: al primer semestre consolidó ingresos por $4,5 billones, un Ebitda (flujo operativo de caja) de $1,2 billones, ambos creciendo al 22%, y una utilidad neta de $306.000 millones.

En diálogo con El Colombiano, Vélez Cadavid también reveló avances de Situm y Compas, se refirió al aplazamiento de la venta de Isagén por parte del Gobierno y dio puntadas sobre el proceso de paz.

¿Ya tiene fecha para la emisión?
"Aún no, pero esperamos que para antes de concluir el año se haya realizado. Surtidos los trámites de la Superintendencia Financiera, estamos analizando a qué tasas y cuánto porcentaje del billón de pesos emitiríamos en bonos de mediano y largo plazo, aprovechando el interés por estos papeles de inversionistas institucionales como los fondos de pensiones".

¿Qué plazos están previendo en la colocación?
"Falta definir qué papeles salen a 3, 5, 7 o 20 años. En el sector real los plazos máximos han sido de 12 y 15 años, pero en esta emisión nos queremos ir hasta los 20. Recuerde que en el mercado ya hay bonos como los del Grupo Sura que fueron hasta los 40 años. Tener mayores plazos es muy bueno para el Grupo porque da estabilidad en la deuda y para el mercado también es muy interesante".

¿Y cuál es el atractivo concreto para los inversionistas?
"Son dos cosas: la tasa de interés a que se compre y la calidad del emisor, que en este caso resulta ser un Grupo con solidez y resultados muy positivos.

Al primer semestre tuvieron un crecimiento de 22% en ingresos y Ebitda, ¿se mantendrá esa tendencia para el cierre del año?
"Creo que sí, soy optimista frente a un segundo semestre donde vemos síntomas muy positivos en energía, por la buena mezcla de generación térmica e hidráulica de cara a un fenómeno de El Niño, y también por la buena demanda del mercado de cemento en Colombia, El Caribe y Estados Unidos".

¿Hay alguna necesidad puntual de financiación para realizar esta emisión?
"Realmente, la estructura financiera de Grupo Argos es cómoda, pero ese dinero nos puede ayudar en tres frentes: a sustituir deuda de corto plazo que tiene la holding con los bancos; disponer de recursos ara oportunidades de inversión de filiales como Cementos Argos o Celsia; y también una parte importante para expandir nuestro negocio inmobiliario (Situm)".

De lo reservado en la emisión para invertir, ¿México es una opción solo por los posibles activos que desinviertan Lafarge y Holcim en su proceso de fusión?
"Por ahora, sí. Es un país que nos gusta y está dentro de la cuenca en que tenemos presencia. Lo que pasa es que las oportunidades en México son difíciles o escasas. Ahora queremos mirar las posibilidades que surjan por la fusión de ambas cementeras, al igual que en Brasil, aprovechando que los grandes jugadores de allá tienen restricciones. Pero atención, que mirar no es comprar, no hay nada definido".

¿Y en Centro y Suramérica hay alternativas de expansión adicionales?
"Hay países como Costa Rica donde nos gustaría ampliar la presencia por su estabilidad jurídica, política y buen crecimiento, no solo quedarnos con lo que acaba de adquirir Celsia en energía eólica. También países como Perú y Chile nos interesan, pero seguimos buscando, con el radar prendido".

Con la presencia del Grupo en Panamá en cementos, energía y puertos, ¿también será un destino de inversión inmobiliaria?
"Aún hay mucho por invertir y consolidar en Colombia, pero sí es interesante Panamá, no solo por Grupo Argos, sino por lo que ha hecho Bancolombia con Banistmo, Sura en seguros o Nutresa en cárnicos. Por ahora buscaremos aprovechar las sinergias que se pueden generar con nuestras filiales en Panamá. Y ya que se reactivó el proyecto de interconexión eléctrica con Colombia, incluso podríamos pensar en vincular el negocio de carbón que tenemos con las minas en Bijao (Córdoba) y tener una planta de generación térmica y exportar energía al vecino país".

¿Cómo va Situm?
"En crecimiento, con más de $400.000 millones en activos inmobiliarios y con señales muy positivas en Colombia. Ya hemos invertido en unos locales dentro de varios centros comerciales. Con el Éxito estamos en el Viva Villavicencio (Meta), que en un mes esperamos se inaugure, también con Mayorca 3 (Sabaneta), el Aventura (Parque de los Deseos, Medellín) y en Apartadó y Carepa (Urabá) estamos en otro proyecto con los mismos inversionistas de Mayorca. Asimismo se han adquirido las oficinas en Bogotá de Cementos Argos, en el centro empresarial Sarmiento Angulo".

¿Cuáles otras ciudades del país tiene el negocio inmobiliario en la mira?
"Además de las principales, hay unas que están tomando una dinámica económica importante como Yopal (Casanare), Valledupar (Cesar), Montería (Córdoba) y Apartadó (Antioquia). Ahí hay oportunidades interesantes".

Mientras eso se da, ¿cómo avanza Compas con sus operaciones y obras en Buenaventura?
"Tenemos dos puertos allí, uno en la isla Cascajal, en plena operación que mueve 1,2 millones de toneladas de carga al año, especializado en importación de granos para la agroindustria y alimentos. Y tenemos el proyecto de manejar la carga general y de granos en otro puerto cercano, por ahora avanza sin contratiempo la construcción de la vía de acceso".

¿La recuperación de Estados Unidos y su impacto en el negocio de cementos apalancará el crecimiento del Grupo en el resto del continente?
"Absolutamente, porque después de unos primeros años con resultados tímidos, hoy ya tenemos unos niveles de Ebitda (flujo operativo de caja) muy positivos y que nos ayudarán a crecer en otras latitudes. Además en el negocio de cemento no solo se ha crecido vía adquisiciones de activos, como la de Vulcan Materials (La Florida), sino de forma orgánica con la ampliación de una planta en Carolina del Sur, por ejemplo".

Cambiando de tema, en Colombia se vienen las vías de cuarta generación (4G)...
"Aspiro a que Colombia tenga los recursos suficientes para poder emprender esas autopistas por el aporte definitivo que serán para la competitividad. Creo que el país tiene la suficiente capacidad instalada de cemento para abocar unas obras de esa magnitud, como se lo hemos dicho al Gobierno. Por eso también estamos expandiendo la capacidad de plantas como Río Claro (Antioquia), localizada de forma estratégicamente buena, de cara a todos los proyectos de infraestructura que se vienen".

Y por eso también Cemex entra a competirle de cerca en Antioquia con la nueva planta que construirá en Maceo...
"Como colombiano digo que es una inversión muy interesante que genera empleo, más seguridad en la zona, trae desarrollo frente a un alto déficit de infraestructura y vivienda que hay en el país. Desde Argos lo veo como una señal muy buena de la competencia en el sector, pues eso hace que seamos más eficientes, ingeniosos y nos ayuda a crecer".

En el negocio de puertos también hay señales con la concreción de uno para Urabá...
"Es una apuesta importante para la región por parte del grupo de inversionistas, pero soy de la idea de que ese puerto es posible si hay una vía de verdad, es decir, habrá que esperar a tener una carretera en óptimas condiciones y mejores especificaciones que genere el tráfico suficiente de mercancías, incluso para movilizar por Urabá carga no solo desde Medellín, sino proveniente de Bogotá".

Si cambian las condiciones con el aplazamiento de la venta de Isagén, ¿contemplaría Grupo Argos volver a la puja?
"Difícilmente el Gobierno se bajará de ese precio actual de $3.178 por acción. Además se pasa por alto que por la compra del 57,6% de la Nación, la normatividad de la Superintendencia Financiera obliga a abrir una Oferta Pública de Adquisición de Acciones (OPA) para el resto de inversionistas y a ese precio tan alto, la inmensa mayoría vendería".

¿Entonces Grupo Argos lo descarta de sus planes?
"Que lo estudiemos lo veo cada vez más difícil por las inversiones que acaba de hacer Celsia en Panamá y Costa Rica. Y para los que siguen interesados, se facilitarían mucho las cosas si se plantea por parte del Gobierno alguna opción de pago por tramos y que se vendiera el 57,6% sin la obligación de comprar a los demás accionistas. Que no sea así es un gran obstáculo, empezando por las firmas internacionales interesadas".

Por último, ¿qué reflexiones le suscita el proceso de paz con las Farc?
"Creo que es el proceso que más lejos ha ido, aunque se puede dañar si los señores de las Farc siguen actuando de forma tan irresponsable ante la población civil. Si bien los negociadores del Gobierno son de las mejores calidades, considero que la firma de un acuerdo de paz no se dará rápido y, en el mejor de los casos, sería a finales del año entrante".

¿Y cuál debe ser el rol de los empresarios en este proceso?
"Hay que prepararnos para el posconflicto y por eso hemos apoyado la campaña Soy Capaz, para concientizar al país de lo que viene, que la reconciliación exige sacrificios, abrir espacios, tender puentes y pensar en cómo se vincula al mundo laboral a los muchachos que hicieron parte de grupo armados. En las empresas del Grupo estamos dispuestos a trabajar en esa línea. También creo que son necesarios unos proyectos productivos en el campo, de donde muchos de ellos provienen, pero bajo esquemas empresariales formales, donde puedan entrar como trabajadores a cultivos industriales en que logren vincular a grandes, medianos y pequeños productores"

Venezuela nada que paga
¿En qué va la indemnización por la planta cementera con que se quedó el gobierno venezolano?

"Llevamos 8 años desde que nos quitaron esa planta y solo apenas el año pasado logramos que el Tribunal Supremo de Justicia reconociera que somos los verdaderos dueños. Pero esa sentencia debe pasar por una aceptación de la Procuraduría y esa no se ha dado".

¿Cuánto puede valer hoy ese activo?
"No lo hemos visto, no sabemos su situación actual, pero nos informan que le han hecho poco mantenimiento. En cifras gruesas uno puede estimar que vale entre 200 y 250 millones de dólares, pero igual eso se aprovisionó en su momento".

¿Esa plata se perdió?
"De ninguna manera, ya hemos enviado mensajes al presidente Maduro, mediante la Cancillería y el presidente Santos, para que nos sentemos a negociar esa indemnización. Confío que con las buenas relaciones que hay hoy se pueda lograr algo".

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE FINANZAS

Bancos 22/05/2024 La población vulnerable estaría en vilo por la rápida disminución en la tasa de usura

Anif hizo un llamado a revisar los cambios metodológicos de la tasa de usura para prevenir que la rápida caída lleve a la población vulnerable a recurrir al gota a gota

Bolsas 23/05/2024 "El mundo internacional te da las posibilidades de comprar bonos, fondos, ETF, CDT"

Manuel Felipe García, vp de inversiones internacionales de Skandia, habló sobre las ventajas de invertir en el exterior y los precios desde los que se puede acceder a portafolios

Bolsas 23/05/2024 El dólar cerró jornada al alza, a un precio de $3.837,64, unos $8,05 arriba de la TRM

Los futuros del crudo Brent subía 0,71%, a US$82,48 el barril, mientras que el crudo estadounidense West Texas Intermediate, WTI, subía 0,71%, a US$78,12