.
FINANZAS Evite caer en errores frecuentes al invertir en Bolsa
martes, 30 de octubre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Orlando Santiago

Poco a poco los colombianos siguen perdiendo el miedo a la bolsa y se sigue rompiendo el mito de que la bolsa es un negocio solo para algunos, con lo cual, las personas naturales siguen aumentando su participación en el mercado y ello es algo sano para cualquier economía, pues es un derecho de los ciudadanos participar en la propiedad de empresas públicas y privadas que coticen en bolsa y es adquiriendo acciones o bonos de las mismas la forma de hacerlo.

La confianza es algo positivo para cualquier inversionista que contemple inversiones en este mercado, pero la confianza no se debe mezclar con desinterés por educarse, pues cuando se compra una acción se compra una empresa y dicha decisión contempla el previo conocimiento de la compañía donde se va a invertir su dinero, sumado a contar con conocimientos de índole económico que permitan comprender, el escenario económico en que está envuelta la empresa, su sector, el país y el mundo.

El exceso de confianza se produce muchas veces al realizar una inversión y haber contado con la fortuna de recibir una buena utilidad sin un estudio previo que ameritara tal resultado. Ello lleva a dar inicio a la lista de los grandes errores que se cometen en bolsa.

Algunos de ellos son:
1. Invertir sin conocimientos previos: la facilidad para acceder al mercado no debe confundirse con la facilidad de hacer inversiones, pues muchas personas entran a la bolsa y no diferencian entre empresas que generan valor de empresas y que destruyen valor, por ello nunca acabarán las historias de grandes pérdidas de algunos accionistas.

2. Mal manejo emocional: la bolsa es la máxima cúspide del manejo emocional de las situaciones, pues el mismo nombre del negocio “Renta Variable” nos advierte que el precio no está asegurado y que en el camino tendremos alzas y bajas.

Este comportamiento hace cometer grandes errores a personas inexpertas, que producto de la baja estructuración de su inversión no cuentan con argumentos suficientes para definir con propiedad cuando una pérdida es temporal o estructural y por ello ante cualquier situación adversa salen despavoridos liquidando a pérdida sus inversiones y en donde en muchos casos las posibilidades de recuperación son muy altas.

3. El endeudamiento en la bolsa: nunca, pero nunca invierta en bolsa un dinero que busque prestado esperando un posible resultado positivo de corto plazo, pues en la bolsa nunca se puede garantizar que algo que parece “obvio” ocurra pronto y por el contrario los intereses de los prestamos si habrá que pagarlos sin retrasos, por lo que invertir con dinero prestado es comenzar perdiendo y no tener garantizado un resultado positivo.

4. Exceso de confianza: se cae en este escenario cuando se contó con la fortuna de haber realizado algún negocio exitoso y por ello se ve a la bolsa como algo simple. Este error lleva en muchos casos a incrementar las inversiones en activos que han mostrado buenos resultados en el pasado y con ello no solo se corre el riesgo de comprometer las utilidades anteriores, sino también de comprar en el pico de las cotizaciones.

5. No invierta por efecto masas: en el argot popular se dice que cuando muchas personas sin relación con el mercado le digan que se debe comprar determinada acción es justo el momento para vender la misma, pues los conocedores del negocio venden cuando muchos llegan al éxtasis de considerar que es el momento de comprar.

Esta lógica de las personas coincide con los típicos escenarios de las burbujas financieras o en el caso contrario, cuando las personas venden un activo pensando en una quiebra colectiva y es justo el momento donde los conocedores del negocio aumentan sus posiciones. Es por esto que si es inversionista en bolsa debe evaluar cuál de los errores puede estar cometiendo.