Los inventarios de crudo de Estados Unidos aumentaron en 4,9 millones de barriles en la semana anterior

Reuters/Andrés Venegas

Los precios del petróleo cayeron un 4% el miércoles a sus precios más bajos en casi cinco meses, debilitados por otro aumento inesperado en las reservas de crudo de Estados Unidos y por una perspectiva más baja para la demanda mundial de petróleo.

El crudo Brent cayó US$2,32, o un 3,7%, para ubicarse en US$59,97 por barril, el cierre más bajo del índice de referencia internacional desde el 28 de enero. Entre tanto los futuros del crudo WTI de Estados Unidos terminaron US$2,13, o 4% por debajo hasta US$50,72 por barril, su asentamiento más bajo desde el 14 de enero.

La Administración de Información de Energía (EIA) informó que las reservas nacionales de crudo aumentaron inesperadamente por segunda semana consecutiva, subiendo 2,2 millones de barriles la semana pasada luego de que los analistas habían pronosticado una disminución de 481.000 barriles.

"Definitivamente es un mercado que todavía no cree en estos inventarios, y no podrán ver más allá de eso", dijo Phil Flynn, analista de Price Futures Group en Chicago, quien agregó que "ha sido más difícil adivinar qué agregará la EIA cada semana".

Además la EIA recortó el martes sus pronósticos para el crecimiento de la demanda mundial de petróleo en 2019, que también presionó a los futuros del petróleo de la mano de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, los dos mayores consumidores de petróleo del mundo que también pesaron sobre los precios.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el miércoles que tenía la sensación de que se podría llegar a un acuerdo comercial, mientras que nuevamente amenazó con aumentar los aranceles sobre los productos chinos si no llegan a un acuerdo.