martes, 17 de septiembre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Rubén López - rlopez@larepublica.com.co

Aunque la industria aseguradora continúa avanzando y cada día son más los colombianos que adquieren estos productos, todavía falta para lograr un verdadero despliegue entre todos los niveles de ingresos.

Aún así, el sector cree que se está en el camino correcto, algo que demuestra el hecho de que 93% de las pólizas para accidentes personales las tengan las personas con menos de un salario mínimo.  

En este sentido, según las distintas compañías aseguradoras, este tipo de productos son los que cubren aspectos como el fallecimiento del titular o la incapacidad del mismo, algo que según los expertos es lo más básico que se suele contratar.

De acuerdo con Ángela Mora, economista y profesora del Politécnico Grancolombiano, los bajos estratos tienden a adquirir lo más necesario. “La cultura del seguro no está aún masificada y además la capacidad de pago de la mayoría de la población no permite acceder a productos para el hogar y más de prevención. Por lo general la gente con menor ingreso se centra en lo básico”.

Esto es algo que confirma el informe de la Superintendencia Financiera de Colombia, donde queda reflejado que solo 7% de la población con un sueldo superior a 5 salario accedería a accidentes personales. Por el contrario 100% de las pólizas de ‘vida grupo’ que protege a todo el núcleo familiar y 81% de exequias las contrataría este segmento.

Y esto es más llamativo en cuanto al número de asegurados que contratan productos contra daños y propiedad. En este ramo, 98% de seguros para incendios o terremoto o 77% para el hogar los adquieren las personas con mayores ingresos.

Este comportamiento, como explicó José Miguel Otoya, presidente de Cardinal Seguros, atiende a la manera en la que se van cubriendo las necesidades. “Cuando las personas son capaces de cubrir sus necesidades básicas, se considera que se llega a un segundo nivel en el cual se comienzan a preocupar por el largo plazo y con eso, llega la adquisición de seguros para lo más importante la vida”.

Además, como agregó el directivo, ese es una tendencia que se va desarrollando con el tiempo. “Cuando ya se protege lo principal, empieza la preocupación por proteger el patrimonio o cubrir el nivel adquisitivo en caso de que hubiera una falta de empleo”.

Por otro lado, un punto fundamental para atraer a la población que aún no cuenta con seguros son las coberturas obligatorias. En esto, Francisco Majós, responsable comercial de Swiss Re para la región andina aseguró que “la obligatoriedad del seguro, como el de riesgo laborales es claramente en beneficio de todo tipo de empleados, no sólo por los benéficos intrínsecos, sino en el tema de concientizar sobre los beneficio de tener coberturas de seguros”.

Poca educación sigue frenando
Una de las principales conclusiones a la que se llega es que la educación financiera en la industria aseguradora sigue siendo el principal freno para el desarrollo de este sector.

En este sentido, Mora destacó que lo principal es explicar a cada persona los beneficios que tiene estar protegido. “Dentro de la educación financiera es importante que las empresas expliquen bien los beneficios que proporciona tener un seguro, al tiempo que se debe trabajar más en acercar estos productos con menores costos”.

Igualmente, Majós dejó claro que la penetración de productos en personas de bajos ingresos depende altamente de la simplicidad de coberturas. “Para lograr un mayor desarrollo se debe mejorar la explicación del producto y su beneficio”, dijo.

Así las cosas, aunque el avance es notorio, el grueso de la población asegurada tiene un ingreso inferior a cinco salarios mínimos.

Las opiniones

Francisco Majós
Responsable comercial de Swiss Re para la región andina

“Actualmente hay pólizas de seguros como por ejemplo la de vida individual que requiere de un proceso de compra con asesoría ligada al cubrimiento del ingreso familiar”.

José Miguel Otoya
Presidente de Cardinal Seguros

“Claramente, un indicador fundamental para medir la prosperidad de un país es el hecho de que cada vez haya más población de bajos ingresos adquiriendo pólizas de seguros”.

Ángela Mora
Economista y profesora del Politécnico Grancolombiano

“Hoy en día la cultura del seguro continúa siendo algo prácticamente exclusivo de los estratos 5 y 6, por eso hay que seguir educando a la población para mostrar sus beneficios”.

MÁS DE FINANZAS

Contenido patrocinado 25/09/2020 Banco de Bogotá coloca primera emisión de Bonos Verdes del sector financiero en 2020

La entidad espera utilizar los recursos para financiar proyectos de energías renovables, transporte e infraestructura sostenible, tratamiento de aguas, proyectos de eficiencia energética, uso de la tierra, manejo de residuos y construcción verde

Seguros 26/09/2020 Seguros Bolívar lanzó línea de pólizas verdes enfocadas en los carros eléctricos e híbridos

Super Pagos compartió su nuevo producto Atienda, una plataforma web y móvil para los micro comercios de Colombia

Bolsas 26/09/2020 El dólar cierra cerca de $3.900 por incremento de la aversión al riesgo entre inversionistas

Los precios del crudo cerraron la semana con una pérdida de 3%, debido a las preocupaciones por rebrotes de covid-19 en varios países

MÁS FINANZAS