Si la persona va a trabajar por poco tiempo en el país, se recomienda que cotice en un fondo privado, pues se le hará devolución del saldo al final de su vida laboral

Heidy Monterrosa Blanco - hmonterrosa@larepublica.com.co

Con la globalización, la llegada de multinacionales al país y la compleja situación socioeconómica que se vive en algunas naciones, Colombia se ha convertido en una opción para que extranjeros lleguen a establecerse temporal o indefinidamente. De hecho, en los últimos seis años, el Gobierno ha expedido 44.748 visas de residente a extranjeros en el país.

Considerando este panorama y que quienes lleguen deberán obtener un empleo o que vendrán por una reubicación laboral, es importante que los extranjeros y quienes los contratan conozcan cuáles son las reglas para ellos en temas pensionales.

Por ley, todos los extranjeros que tengan un contrato laboral vigente, ya sea como empleados o contratistas, deberán estar afiliados al sistema de seguridad social, y por lo tanto cotizar pensión en el régimen de prima media o en el régimen de ahorro individual.

Sin embargo, existen excepciones, pues si la persona logra demostrar que está cubierta por algún régimen en su país de origen o en cualquier otro, no tendrá que cotizar en Colombia.

LOS CONTRASTES

  • David CuervoDirector de Wealth Mercer Colombia

    “Qué le conviene a los extranjeros depende de su permanencia. Si va a estar poco tiempo, lo más recomendable es el privado, porque no va a cumplir los requisitos de pensión”.

  • Juan Pablo ArangoVicepresidente comercial de Protección

    “Ante una devolución de saldos, sería más conveniente haber ahorrado en un fondo privado, pues gracias a los rendimientos, sus saldos serían, en promedio, cuatro veces más que en el fondo público”.

David Cuervo, director de Wealth Mercer Colombia, explicó que más que la nacionalidad del extranjero, los aspectos más relevantes para que estos escojan un sistema pensional son su historial laboral y el tiempo que planean estar en el país.

“La nacionalidad es irrelevante o poco importante para efectos de la historia laboral, ya que se puede ser venezolano en Colombia, pero es posible que nunca haya trabajado en Venezuela, que todos sus trabajos hayan sido en Colombia o que haya tenido tiempos de servicio en España”, mencionó.

Para los extranjeros con alta movilidad laboral y que ya estén avanzados en su vida laboral, Juan Pablo Arango, vicepresidente comercial de Protección, recomienda que coticen en un fondo privado.

“Posiblemente la exigencia del sistema público de alcanzar 1.300 semanas sea muy difícil de cumplir para ellos, mientras que en los fondos privados son tres años menos de cotización (1.150 semanas)”, dijo.

Igualmente, tanto Porvenir como Colfondos destacaron que en caso de no cumplir con las semanas mínimas ni con el capital suficiente para tener una pensión por lo menos igual al salario mínimo, se les aplicará la devolución de saldos, en la que no solo se le reconoce la inflación al monto, como en el sistema público, sino la rentabilidad generada en el tiempo.

Si por el contrario, el extranjero se quedará en el país permanentemente, Cuervo señala que su caso pasaría a analizarse como el de un colombiano, en el que deberá recurrir a la doble asesoría para determinar cuál de los dos regímenes le resulta más beneficioso.

También es importante mencionar que Colombia ha suscrito convenios de reciprocidad pensional con varios países, entre los que se encuentran algunas de las naciones de donde provienen la mayoría de extranjeros residentes en el país tales como España y Ecuador.

Según MinTrabajo, estos convenios permiten que se reconozca el tiempo laborado en los países de los acuerdos. Se suman las semanas y se pueda tener acceso a una pensión de Colpensiones o a una garantía de pensión mínima en privados.

“Estos convenios son una salvación para quienes han trabajado en varios países, pues pueden reclamar pensiones proporcionales en cada uno de ellos”, explicó Cuervo.

Colombia cuenta con cinco acuerdos de reciprocidad y sumará a Perú
El país tiene acuerdos de reciprocidad de pensión con España, Chile, Argentina, Ecuador y Uruguay. Próximamente saldrá uno con Perú, país con el que actualmente hay un acuerdo que permite que se transfieran los montos de los fondos privados. La suma del tiempo laborado permite que la persona acceda a la pensión, pero el monto será proporcional a lo que se trabajó en cada país. Por ejemplo, si lo trabajado en Chile es 30% de las semanas totales, en ese país se pagará 30% de la pensión que se habría recibido con ese tiempo.