Según la entidad, las trasferencias de otros Bancos hacia cuentas en San Andrés y Providencia quedan eximidas de costo alguno

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

En medio de la reconstrucción de San Andrés y Providencia, el presidente del Banco Agrario, Francisco José Mejía, visitó esta zona del país y anunció varios medidas de alivio para los clientes, con el objetivo de mitigar el impacto que generó el huracán Iota.

La primera medida anunciada por la entidad tiene que ver con que "para todos los deudores del Banco de la isla de Providencia, de manera automática, se les dará un periodo de gracia de seis meses tanto a intereses como a capital, sin capitalización de intereses; esto quiere decir que, por este periodo, mientras reanudan sus actividades productivas, no tendrán que hacer ningún tipo de pago al banco. Para los deudores de San Andrés que así lo soliciten, se les dará un periodo de gracia en las mismas condiciones de hasta tres meses", según la entidad.

A su vez, Mejía destacó dado que la oficina del banco en Providencia quedó destruida, hay un equipo que se está encargando de adecuar otra, por lo que se espera que el servicio normal quede restablecido en las próximas dos semanas.

Otras de las medidas anunciadas por la entidad tienen que ver con que las trasferencias de otros Bancos hacia cuentas en San Andrés y Providencia quedan eximidas de costo alguno y se está trabajando para contribuir a la reconstrucción con el reestablecimiento de las líneas de crédito.

"Desde noviembre del año pasado, luego de una visita del presidente del Banco, se reactivó el crédito especialmente para los pescadores. Las acciones implementadas dieron resultados positivos: los desembolsos en San Andrés en lo corrido del año sumaron $1.515 millones, lo que representa un crecimiento de 449% frente al año anterior, y en la isla de Providencia sumaron $273 millones con un crecimiento de 141,9%", según la entidad.

La última medida anunciada en el marco de la visita de Mejía a este territorio tiene que ver con que el área de seguridad bancaria está trabajando con la Policía Nacional para esclarecer el robo de $580 millones de la caja fuerte de nuestra sucursal en Providencia.