La entidad del Grupo Fundación Microfinanzas Bbva señaló que estas opciones estarán disponibles para los usuarios que lo requieran

Juan Sebastian Amaya

Bancamía anunció que los microempresarios que al cierre de febrero se encontraban al día o con una altura de mora inferior a 30 días, y que por cuenta de la situación actual tiene dificultades para atender sus créditos en sus condiciones habituales, diseñó una línea de crédito con la que podrán reprogramar los pagos de los mismos y tener periodos de gracia de hasta por cuatro meses

Bajo esta medida, los clientes de la entidad que lidera Miguel Ángel Charria no tendrán que pagar las cuotas mensuales de capital ni de intereses.

Además, el banco tiene a disposición de los clientes (24 horas del día y siete días a la semana) la aplicación de Banca Móvil y la Oficina Virtual (página web), donde podrán realizar transferencias entre cuentas Bancamía o hacia otras entidades, pagar servicios públicos o privados, pagar las cuotas de sus créditos, consultar sus saldos en cuentas de ahorro y CDT, entre otras operaciones.

Bancamía seguirá atendiendo en los horarios habituales, en la medida de lo posible y siguiendo las disposiciones de las autoridades, a través de sus 217 oficinas, ubicadas en 91% de los departamentos del país. Sin embargo, invitó a sus clientes para que usen los más de 400 Corresponsales Bancarios propios y los 11.000 puntos de redes posicionadas (Baloto), en los que podrán consignar y retirar de sus cuentas de ahorro, así como pagar las cuotas de sus créditos.

La entidad aumentó los límites transaccionales para darle mayor liquidez a los clientes. Así, podrán retirar en cajeros automáticos y corresponsales bancarios hasta $3 millones diarios; realizar compras hasta por $20 millones, y hacer transferencias por la aplicación de Banca Móvil y la Oficina Virtual hasta por $20 millones. Durante el tiempo que dure esta contingencia, elimina el cobro de comisiones por transferencias desde cuentas Bancamía hacia otros bancos.

El banco pone a disposición de los 1,1 millones de clientes con los que cuenta, una red de 3.500 cajeros automáticos de la Red Verde Servibanca y del Bbva en todo el país.

En las oficinas el banco estableció un protocolo de atención, reforzando el aseo, facilitando el uso de gel antibacterial, controlando el ingreso para no tener más de 10 personas al interior, incluyendo al personal del banco, publicando avisos con recomendaciones para la salud de clientes y colaboradores, además del establecimiento de un método de teletrabajo que procura el cuidado de todos.

“Este mecanismo busca dar a nuestros clientes un respiro y no implica para ellos un deterioro en sus calificaciones o reportes ante centrales de riesgo, incorporando de esta manera los beneficios que ha dispuesto el Gobierno, a través de la Superintendencia Financiera. De esta forma, ratificamos nuestro compromiso de seguir impulsando el desarrollo productivo de los microempresarios a los que atendemos”, informa Miguel Ángel Charria Liévano, presidente ejecutivo de Bancamía.