La República Más

Según un reporte de la Superintendencia financiera, ya se han beneficiado más de 6,8 millones de deudores

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

Las pequeñas y medianas empresas han sido unas de las más afectadas por el aislamiento por el covid-19, pues no cuentan con un músculo financiero tan grande como el de otras empresas para seguir pagando cuentas y tener su operación quieta.

Es por ello que desde los diversos gremios le han venido pidiendo al Gobierno Nacional créditos y estrategias para reactivar el consumo y prevenir un cierre masivo de empresas después de la cuarentena.

Oyendo estas peticiones, el Gobierno, de la mano con las entidades bancarias ha creado diversas líneas de crédito que les permitan pagar sus nóminas y mantener a flote la operación. Según el último reporte de la Superintendencia Financiera, más de 6,8 millones de deudores, entre personas naturales y jurídicas, han sido beneficiadas con 8,6 millones de créditos por un saldo de cartera de $141,84 billones.

De este dinero, $2,54 billones han sido destinados para 442.152 microempresas a través de 463.306 créditos. Por su parte, 97.192 Pyme han recibido 182.089 créditos que suman $14,13 billones.

Sin embargo, Rosmery Quintero, presidente de la Asociación Colombiana de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Acopi), afirmó que aunque los esfuerzos del Gobierno han sido significativos, “han otorgado productos especiales, como la garantía de hasta 90% para la nómina o la capitalización, sino uno mira la capacidad que da el gobierno para que se atienda a las MyPyme desde el sector financiero, no es suficiente y generará una brecha con las empresas que no cumplen los requisitos para adquirir estos productos”.

Por lo que, desde su punto de vista, la solución está desde el aporte social a la nómina, “una especie de recursos que se les dan a las microempresas y a las MyPyme y que no son reembolsables, esto con el fin de retener empleo”. Quintero también explicó que esto se da según la capacidad de cada país, por lo que su propuesta para el Gobierno es que le ayuden a las compañías con un salario mínimo para sus empleados, pues así no se endeuda a las empresas, pues muchas después no tendrán cómo responder.

En ese sentido, Erick Rincón, presidente de Colombia Fintech, afirmó que “si bien estos alivios económicos ayudan a que las empresas puedan pagar sus nóminas, es importante encontrar mecanismos de financiamiento alternativos para reactivar su operación”, pues no se pueden quedar solo pagando responsabilidades, sino que necesitan producir.

La presidente de Acopi también resaltó que sostuvieron una reunión con la vicepresidente, Marta Lucía Ramírez y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), donde la entidad recomendó que se tuviera a las microempresas como el epicentro, para buscar soluciones más estructurales y buscar que los recursos les lleguen de manera más directa.

Por otro lado Quintero, aseguró que aunque es importante reactivar la economía, este proceso se debe dar con las medidas necesarias para cuidar la salud de todos, “tenemos canales digitales que le permiten a las empresas seguir ofreciendo sus servicios y productos, en menor medida, pero es un alivio mientras se reactiva la demanda y abrimos el comercio”.

En el documento publicado por la Superfinanciera, también se resaltó que transacciones en internet y la banca móvil han presentado mayor porcentaje de operación comparados con un día normal, con más de 1,2 millones de operaciones y llegando a un monto de operaciones de $9,2 billones, así como 1,1 millones de operaciones que movieron $350.602 millones, respectivamente.

Las operaciones monetarias realizadas por medio de los corresponsales bancarios sumaron $342.037 mil lones en 1,01 millones de transacciones monetarias.

Asimismo, el reporte de la entidad mostró que con lo periodos de gracia y las prórrogas otorgadas por los bancos se han beneficiado 6,8 millones de deudores entre personas naturales y jurídicas, que cuentan con 8,6 millones de créditos, generando un saldo de cartera de $141,84 billones.

Las líneas de garantías del FNG sumaban hasta el 27 de abril, un cupo de $10 billones, asimismo, se han reservado para ser desembolsados $4,8 billones correspondientes a 57.381 créditos en las diferentes líneas.