El endeudamiento se hace para adquirir activos y dependiendo de los que se compren se pueden generar ingresos.

Ximena González - xgonzalez@larepublica.com.co

En distintos momentos de la vida laboral, la gran mayoría de las personas se hacen la misma pregunta: invertir sí, pero ¿en qué? Y ante esta duda sin resolver, el hábito de ahorro se convierte cada vez más, en un hábito lejano y poco probable de realizar.

En ese sentido, el docente de Negocios Internacionales del Politécnico Grancolombiano, Iván Tunjano, da una serie de recomendaciones que se deben tener presentes a la hora de ahorrar e invertir, una práctica que debería ser más común, principalmente para los jóvenes.

¿Porque ahorrar? Es el primer paso que se debe seguir para poder pretender realizar una inversión, hay que tener claro que el proceso de inversión inicia con un ahorro y esta acumulación de capital se podrá convertir en una inversión que probablemente se moverá por sí sola.

Otra pregunta común es invertir sí, pero ¿en qué? “En la economía existen diferentes alternativas de inversión, su definición más esencial es que las inversiones son ocupaciones de capital con un objetivo de generar crecimiento en el mismo, de generarle rentabilidad, ya que no es solo que se mantenga, sino que también debe crecer”, explicó Tunjano.
in embargo, el docente señaló que, “de antemano, no puedo nombrar todas las inversiones que existen, usted mismo puede tener una alternativa de inversión que yo no conozco, por lo que lamentablemente no puedo aconsejarles en que invertir, de hecho, una inversión que hoy es redituable, el día de mañana podría no serlo”.

Por ello, el mayor consejo que ofrece Tunjano es que antes de invertir entienda el negocio en el que se invierte, y entenderlo no significa mayor profundidad en las partes técnicas, significa que usted pueda comprender cómo se genera dinero en ese negocio, y pueda comprender el entorno en que se encuentra el mismo.

Por ejemplo, si invierte en finca raíz, debe tener claro cuánto es el precio por metro cuadrado, y cuando es la renta que genera cada inmueble, así como los impuestos que debe pagar. También tendrá que comprender por qué se valoriza una propiedad y no necesita conocer mucho de procesos constructivos, pero sí debe saber de costos y rentas.

“El ahorro es algo que conocemos, pero que rara vez hacemos. Gran porcentaje de la sociedad no ahorra porque “sus ingresos no se lo permiten”, y allí termina todo, pero resulta que una persona que tenga ingresos, únicamente por tenerlos, ya tiene la posibilidad de ahorrar, dijo Tunjano