.
EDUCACIÓN Los tres consejos de una experta para que "hablar de plata" con amigos no sea tabú
jueves, 4 de noviembre de 2021

Hablar de dinero con amigos puede ser difícil, pero esta autora de libros de finanzas personales enseña cómo hacerlo con tacto

Cronista - Buenos Aires

Tener conversaciones de dinero siempre es difícil, y pareciera que con los amigos, mucho más. Sin embargo, todo indicaría que la relación de las nuevas generaciones con la plata está cambiando y se van dejando atrás ciertos tabús.

Según la escritora Erin Lowry, los Millennials y la Generación Z parecen sentirse más cómodos hablando de dinero que las generaciones anteriores. O al menos las tendencias de TikTok e Instagram lo indicarían. Entre ellos no es raro tener conversaciones con amigos sobre la posibilidad de comprar Bitcoin, planes para comprar una casa y cuál es la forma correcta de ahorrar para la jubilación.

Esta autora de varios libros de finanzas personales como "Broke Millennial", "Broke Millennial Takes On Investing", y "Broke Millennial Talks Money", publicó en un artículo de opinión en Bloomberg donde plantea que a pesar de estos cambios que se están viendo entre los más jóvenes, es probable que todos tengan amigos a los que no les gusta hablar de asuntos de dinero, incluso cuando pensamos que deberían hacerlo.

Y en este punto la autora da consejos sobre cómo hablar con esos amigos que, claramente, son un desastre financiero. Porque al ver a un amigo en una situación de ahogo económico, lo común es intentar dar una mano: recomendar libros, podcasts y ofrecer consejos es lo más común. Pero ¿qué se puede hacer si, incluso con todo eso, la situación no mejora?

Lo que recomienda la experta es bien claro: "aunque he escrito un libro sobre cómo navegar en conversaciones financieras incómodas, mi postura aquí es dejarlo. A menos que la vida financiera de tu amigo esté afectando directamente la tuya, no es asunto tuyo cómo manejan o no manejan su dinero", explica.

Y continúa: "no se puede obligar a alguien a arreglar su vida financiera. Así que resistí la tentación de corregir su comportamiento y, en cambio, concentrate en jugar el papel de caja de resonancia. Hacele saber a tu amigo que estás allí para brindarle apoyo en caso de que eventualmente quiera tu consejo".

Si no, un buen método para apoyarlo, es usar sus propias conversaciones para introducir el tema y contar las experiencias propias: "habitualmente hablamos en lenguaje codificado sobre dinero. Un comentario sobre esperar para tener un segundo hijo hasta que el primero esté en el jardín de infantes probablemente se refiera más al costo del cuidado infantil que al deseo de una brecha de edad de cinco años. Lamentarse por una falta de invitaciones de boda probablemente no sea un alarde humilde de popularidad, sino simplemente ansiedad por una cuenta de ahorros menguante", ejemplifica.

Y concluye: "cuando estés preocupado por la salud financiera de un amigo y quieras compartir algo de tu propio viaje, estos momentos pueden usarse para pasar naturalmente al tema del dinero, si se hace con gracia y tacto".