.
BANCOS Las razones que puede considerar para acceder o no a una compra de cartera
martes, 3 de octubre de 2017

Al cierre de julio las entidades financieras registraron 14,8 millones de tarjetas de crédito.

Katherin Alfonso - kalfonso@larepublica.com.co

A raíz de la circular que emitió la Superfinanciera, en la que se dan reglas menos estrictas para la reestructuración de las condiciones de los créditos pactadas, expertos señalan que la compra de cartera es otra opción para mejorar y aliviar las finanzas en momentos de un ciclo económico de menor crecimiento. Sin embargo, explican los riesgos que puede encontrar en las condiciones de los bancos y de los que debe estar atento.

Por esto, antes de aceptar una de las propuestas, o si ya estaba pensando en la compra de cartera como una opción para reducir el monto de sus cuotas o tasas de interés, es importante tener en cuenta algunas recomendaciones de los analistas.

En primer lugar, para Alfredo Barragán, especialista en banca de la Universidad de Los Andes, aunque esta es una gran oportunidad, hay que revisar las razones personales por las cuales es conveniente o no tomarla.

Muchos clientes acuden a este mecanismo porque carecen de un buen flujo de caja. Para Barragán “las personas acuden a esta opción porque no pueden con el monto de sus obligaciones financieras”. Problema, que podría verse aliviado si se unifican las deudas en una sola entidad y se tiene la posibilidad de acceder a mayores plazos de pago y a una cuota más baja que la que se venia pagando en diferentes entidades bancarias.

“Las personas con buen ingreso mensual, se fijan mucho en las tasas de interés, pero quienes tienen ingresos más bajos buscan reducción en la cuota”, afirmó Barragán. Necesidades que también son tenidas en cuenta por los bancos, quienes se enfocan en ofrecer mejores tasas a quienes tienen mayor poder adquisitivo y mayores plazos de pago, a quienes tienen mejor flujo de caja.

Pero para Ángela Julieta Mora, economista del Politécnico Grancolombiano, lo principal es verificar las tasas de interés. “Todos los consumidores de tarjeta de crédito tenemos que ver con la compra de cartera. Por eso hay que buscar que baje la tasa y que no se prolongue el tiempo de la deuda”.

Por lo que hacer una búsqueda en las diferentes entidades bancarias, antes de tomar alguna decisión, es muy recomendable, puesto que la tasa de interés varía, de acuerdo al banco y al monto de sus obligaciones.

Cabe resaltar, que este es un procedimiento cada vez más sencillo. Según Barragán, no hay necesidad de acercarse a una oficina. A través de las líneas telefónicas de las entidades se puede averiguar que condiciones ofrecen para la compra de cartera e incluso, bancos como Av Villas ya tienen el trámite incluido en su página web, para completarlo totalmente en línea.

Según Tatiana Muñoz, experta en finanzas de la Universidad Central, también hay razones para evitar la compra de cartera. Una de ellas es que la tasa de interés que ofrece la entidad sea más alta a la que ya se tiene o que la cuota mensual acordada también supere la suma de las deudas que se tienen a la fecha. Adicionalmente al momento de refinanciar, hay que tener en cuenta que se pueden estar cancelando más intereses de los que ya se tenían en cada deuda.

Algunos analistas consideran que vender la cartera en sí no es malo, pero si hay que estar muy pendiente de las condiciones de la transacción. Una de fundamental es estar atento que no haya una capitalización de intereses, que podría traer como consecuencia, un incremento de las deudas.

“Si se hace una refinanciación, se aplaza el tiempo y se pagan más intereses, y estos siempre se cobran del saldo que se tiene con la deuda al banco”, aseguró Muñoz. Además, se puede caer en el pago de costos adicionales que no se tenían contemplados, como seguros asociados a las cuentas o tarjetas de crédito, que al momento de cambiar de entidad pueden llegar a incrementarse, sin que los usuarios lo sepan.

Adicionalmente, hay que leer muy bien las condiciones de compra, ya que si usted está buscando reducir los intereses de su deuda o el tiempo de pago, podría estar haciendo movimientos contrarios a su objetivo, si, por ejemplo, la entidad bancaria le exige diferir sus plazos de pago a un tiempo mínimo.

Algo que también puede pasar con los abonos a capital. En algunos casos, hay restricciones a la hora de efectuar estos procedimientos, impidiéndole pagar cuando usted lo disponga y suscribiéndose a unos intereses ya fijos.

Ahora, si ya se analizaron estas condiciones Mora asegura que hay bancos que están ofertando tasas entre 0,85% o 0,9%; motivando un amplio movimiento de capitales. Recordemos que no solo son las tarjetas de crédito las que se pueden unificar. En esta opción también caben los créditos de libre inversión, los de vehículos, los rotativos y los de libranza.

Incluso Barragán asegura que hay una opción de compra de cartera exclusiva para crédito hipotecario, pero lo importante es tener solo los productos que se necesitan y ser cumplido con el pago de obligaciones.

LOS CONTRASTES

  • Alfredo BarragánExperto en banca de la Universidad de Los Andes

    “La unificación de deuda se ofrece a quienes tienen buen hábito de pago, normalmente no se ofrece a las personas que están atrasadas”.

  • Santiago PerdomoPresidente del Banco Colpatria

    “Si el cliente encuentra mejores condiciones en los plazos de pago y tasas de interés, puede ser una opción interesante”.

¿Cuáles son los requisitos para hacer el trámite?

Principalmente, hay que tener un buen historial de pago. Este es el primer filtro de las entidades bancarias a la hora de decidir si adquieren o no su cartera. Pero hay algunos papeles que puede alistar dependiendo de su tipo de actividad económica.

Si es una persona independiente, necesitará el RUT o Cámara de Comercio, sus extractos bancarios y la declaración de renta. Si es empleado, necesitará retención en la fuente o declaración de renta, desprendible de nómina y certificación laboral, y si es pensionado, solo su registro de ingresos.