.
SEGUROS Identificar las deudas y sus plazos, clave para tener un mejor manejo de las finanzas
viernes, 12 de febrero de 2021

Entre las sugerencias está saber diferenciar las deudas buenas, como vivienda, de las perjudiciales, como los gastos hormiga

Salomón Asmar Soto - sasmar@larepublica.com.co

Más allá de los problemas de desempleo o de disminución de ingresos que ha traído la pandemia del covid-19, otro de los impactos, en este caso favorable, ha sido un incremento generalizado en todos los grupos poblaciones en el interés por tener un mejor manejo de las finanzas personales y elevar la cultura de ahorro.

Esta tendencia se ve claramente en los datos recientes entregados por Asobancaria, en los que se destaca una caída de 9,1% en la cantidad de tarjetas de crédito vigentes entre enero y octubre de 2020. De acuerdo con la Superintendencia Financiera, durante la cuarentena se redujo considerablemente el uso de este medio de pago, pues entre marzo y mayo, meses de confinamiento, se cancelaron más de 940.000 tarjetas de crédito, con un promedio diario de más de 10.000.

Protección, bajo su programa de educación financiera ‘Toma El Control’, que ya llega a más de 42.000 usuarios permanentes, se trazó como objetivo brindar educación financiera a los colombianos, para que estos sean responsables son sus deudas.

“Asumimos esta contingencia como la mejor oportunidad que tenemos, no solo para superar este momento, sino también como la posibilidad de acompañar a las comunidades con las que interactuamos. En este sentido, en Protección reiteramos la importancia de incorporar hábitos de salud financiera”, indicó Juan David Correa, presidente de Protección.
Por eso, desde la compañía comparten los siguientes consejos para manejar adecuadamente el endeudamiento, componente fundamental a la hora de gestionar un buen balance entre ingresos y gastos.

Protección recomienda entender qué significa endeudarse e identificar cuáles son las deudas, con su respectivo monto, tasa y plazo. Por eso, recomiendan listarlas, reconociendo cuánto se debe y por cuánto tiempo se tiene la obligación. Esto permitirá dimensionar el tamaño de la deuda como la base para tomar decisiones.

También sugieren aprender a diferenciar las deudas “buenas” de las “perjudiciales”. Más allá de estigmatizarlas, es importante comprender que, si se decide solicitar un préstamo para comprar algo que pueda aumentar su valor con el paso del tiempo o generar un flujo de dinero más adelante, “se está adquiriendo una deuda buena”, indicaron. Los préstamos destinados a vivienda, educación, emprendimiento o inversión son buenos ejemplos de las deudas que son más convenientes.

Por el contrario, gastos hormiga, el pago extendido de vacaciones, entre otros, deben ser evitados, señala la entidad.