Tener una alcancía, salir con un presupuesto fijo, no llevar tarjetas de crédito y escribir sus gastos en una libreta son algunos consejos

Laurasofía Polanco Hincapié - lpolanco@larepublica.com.co

La merienda de $2.000 o los postres de $1.500 podrían no parecer un gasto considerable para su bolsillo al día, pero en un año podrían superar $500.000, lo que cuesta un paquete con vuelo y hospedaje de Bogotá a Santa Marta en Despegar.com.

“En Colombia muchas personas no inician un ahorro porque a final de mes no hay un excedente importante y menosprecian cualquier tipo de capital menor. Entonces, lo más importante es crear el hábito y que sea parte del diario”, indicó Diego Franco, CEO del área de educación de Franco Valores Holdings.

Por ello, es importante seguir algunos tips para aprender a guardar unos pesos. El primer consejo para ahorrar una cantidad pequeña de dinero a diario es la tradicional alcancía. El hecho de tener “el marranito” a la vista hace que la persona diariamente lo tenga presente.

“Así sabe que si le sobró algo de dinero al final de la jornada va metiéndolo en la alcancía y crea el hábito. A veces, incluso usamos más de dos marranitos para que la persona entienda para qué es cada ahorro”, explicó Carlos Díaz, coach de finanzas personales.

Otro de los consejos si quiere convertir el ahorro en hábito cotidiano es usar una libreta o excel para llevar un registro de sus gastos diarios por un mes o incluso tres meses. La idea es anotar gastos pequeños y grandes para, al final del mes, saber en qué se está yendo una cantidad de dinero considerable de forma innecesaria, en especial si se trata de comprar ociosas.

“Estas acciones pequeñas ayudan a la eliminación de gastos innecesarios que hemos acostumbrado a ver como necesarios, como el café de la mañana, la merienda de la tarde o usar taxi en recorridos cortos”, añadió Franco.

LOS CONTRASTES

  • Carlos DíazCoach de finanzas personales

    “La educación financiera es fundamental para que las personas tomen consciencia sobre el ahorro y entiendan que pequeñas cantidades se multiplican en el tiempo”.

Una forma de tener más lleno el fondo de ahorros personales al final del mes es salir de casa con el presupuesto justo. Para eso debe sacar el monto para cubrir sus necesidades diarias como transporte y almuerzo, en lugar de cargar dinero de más que se puede gastar.

“Andar con $100.000 en la billetera es demasiado. El hecho de que esté en la billetera es asumir que está hecho para gastar, cargar a penas con lo del diario y un poco más es una buena clave”, añadió Díaz.

En sentido, dejar las tarjetas de crédito en casa es el cuarto consejo que ayuda a reducir las deudas por antojos y gustos pasajeros. De acuerdo con los expertos, esta es una forma de saber si el bien es necesario o si solo quiere comprarlo en ese momento. “De ahí a que te devuelvas a tu casa por la tarjeta, la emoción se enfrió. Sabrás si realmente lo necesitas y vas a comprarlo o te puede más la pereza de devolverte a comprar algo. Ahí se desecha algo que no es necesario”.