.
FINANZAS PERSONALES Casi-verdades de la crisis bursátil
martes, 4 de noviembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Felipe Campos Salazar

La idea de este artículo es darle algo de contexto histórico a las afirmaciones que la gran mayoría de inversionistas a nivel global aceptan como verdad irrefutable. Nuestro mensaje tiene un espíritu similar al escrito en febrero de este año antes que la bolsa local rebotara 23% en seis meses. Vemos un mercado barato en donde la caída de los índices junto a la continua recuperación local de utilidades ha creado de nuevo una oportunidad de compra. Ahora, lo importante es entender como esas casi-verdades que a todo el mundo preocupan sobre el futuro de las bolsas emergentes han funcionado en la realidad.

Comencemos con la Fed. Las tasas en EE.UU. seguramente van a subir el próximo año y eso debe afectar negativamente las utilidades de las compañías a nivel global. El problema con esta afirmación es que asume que todo sucede en tiempo cero. El hecho es que las subidas de tasa toman tiempo en afectar las expectativas del mercado y si bien cada una de las subidas ha culminado con una crisis bursátil importante, esta nunca ha llegado de inmediato.

Desde que hay información para economías emergentes, la Fed ha subido tres veces su tasa de intervención (1994, 1999 y 2004). Asumiendo que la próxima subida de tasas viene en ocho meses, comparamos nuestra situación con la rentabilidad de las bolsas emergentes ocho meses antes y ocho meses después de cada incremento Fed. La rentabilidad emergente fue respectivamente +52% y +5% (1994), +47% y +20% (1999) y +14% +25% (2004). Los resultados no muestran nada parecido a una crisis.

Otro de los argumentos es el petróleo. Si el WTI va para los US$60, ¿quién va a comprar acciones de nuestra bolsa petrolera? Primero que todo ya el petróleo se cayó de US$110 a US$75 y los índices colombianos se mantienen estables. Y mientras Ecopetrol ha rentado -25% año corrido, en el Colcap hay por lo menos cuatro nombres importantes que han rentado por encima de 25% (Davivienda, Cemex, Sura y Bancolombia). Al final, como dijimos hace unos meses, la BVC 2.0 es un nuevo mercado en donde el sector petrolero ya ocupa el tercer puesto debajo de las financieras y cementeras.

Por otra parte está el tema de la fortaleza del dólar y la salida de flujos locales. Frente a esto esperamos que el mercado entienda que de hecho las valorizaciones más importantes de los mercados emergentes se han dado con dólar fuerte (de $1.980 a $2.000). La fortaleza de la divisa se da en línea con fortaleza en renta variable desarrollada que eventualmente termina afectando la emergente. De hecho, si el Colcap puede mantenerse a estos niveles, 2014 será el primer año en toda la historia de la bolsa local que tenemos dólar fuerte y acciones positivas.

Finalmente, la desaceleración económica emergente. ¿Cuánto creen que está creciendo Brasil y como va su bolsa? (respuesta PIB brasileño cerca de 0% y Bovespa +9%) Pensar que crecimiento económico va ligado de bolsas es caer en un error ya muy viejo. Las bolsas emergentes no han ido para ningún lado hace cinco años e igual hemos tenido valorizaciones y desvalorizaciones en años específicos por encima de 20%.

Para terminar, uno de los grandes errores de los inversionistas es llegar muy temprano al inicio de una tendencia. Si usted está dispuesto a ver los toros desde la barrera por más de dos años, entonces su pesimismo puede estar bien fundado. Sin embargo, no comprar barato ahora para comprar caro 2015 porque se cansó de esperar la verdadera crisis, puede llevar a su portafolio a quedar en el peor de todos los mundos.