Especiales La República

Proyecto de Historia de la Información Económica


El Proyecto de Historia de la Información Económica busca identificar durante las seis últimas décadas (1954-2014) los hechos, noticias y decisiones financieras, empresariales y de política pública que han formado la estructura económica del país.

Los líderes de Fedesarrollo y Anif señalaron que, de cara a la nueva reforma tributaria, se debe revisar el papel del IVA

Gabriel Forero Oliveros - gforero@larepublica.com.co

La reforma fiscal de la que el Ministerio de Hacienda habla en el Marco Fiscal de Mediano Plazo prevé recaudar cerca de dos puntos del PIB, y desde ya, los estudiosos y centros de pensamiento dicen que no se debe tomar a la ligera esta necesidad, sino, de verdad, contrario a lo que ha venido pasando en la historia reciente de Colombia, trabajar en una reforma fiscal seria y estructural que, incluso, toque el IVA y cambie el estatuto tributario.

El presidente de la Asociación de Instituciones Financieras (Anif), Mauricio Santamaría, cree que para recuperar la economía poscovid será necesario cambiar el esquema de impuestos que tenemos, pues el vigente está desactualizado y le resta competitividad a la nación.

El director ejecutivo de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, también hace un especial énfasis en la base del IVA y propone revisar una tarifa única más baja del impuesto al consumo, aunque destaca el papel de crear más impuestos verdes.

Ambos economistas dicen que para recuperar la economía es indiscutible apoyar a sectores intensivos en mano de obra como infraestructura y vivienda en el mediano plazo. Además, recuerdan la necesidad de que se modernicen las reglas del mercado laboral, así como el sistema pensional.

En esta entrega del especial sobre propuestas para la recuperación, Santamaría y Mejía también hacen un balance sobre el papel del Gobierno frente a la situación fiscal y la atención de la crisis.

Luis Fernando Mejía

“Se necesitan la reforma laboral, fiscal y pensional”
Luis Fernando Mejía tiene estudios doctorales en economía y es uno de los profesionales jóvenes más influyentes en la materia. Tras haber pasado por Planeación llegó a dirigir Fedesarrollo y, desde allí, hizo una revisión sobre la necesidad de hacer reformas profundas en pro del crecimiento, así como también entregó los detalles de lo que debería tener la tributaria.

¿Cuál es su principal propuesta para la recuperación económica?
En el corto plazo será fundamental la inversión en infraestructura pública. Nuestros cálculos indican que cada $100 de inversión en infraestructura jalonan $160 de actividad económica, por los encadenamientos productivos del sector con la industria, el comercio y los servicios. Además, esta inversión aumenta la productividad y competitividad, lo que implica un mayor crecimiento en el largo plazo. Una forma de financiar esto es con los recursos de regalías pendientes de aprobación, que son del orden de $7 billones. En el mediano plazo, subir la tasa de crecimiento potencial requerirá sin lugar a duda de reformas en el frente fiscal, laboral y pensional, así como una reforma a la justicia que permita tener un mecanismo efectivo  de cumplimiento contratos.

¿Cómo superar el aumento de la deuda y el exceso de gasto a futuro?
El primer ingrediente es el crecimiento económico, que debe ser alto y sostenido. Una tasa de crecimiento de 3% en el mediano plazo dificulta la sostenibilidad de las finanzas. Tenemos que apuntarle como sociedad a tasas de crecimiento por encima de 5%. Por supuesto, también se tendrá que implementar una reforma fiscal que suba los ingresos tributarios, hoy bajos incluso frente a países pares de la región. Y optimizar el gasto público, haciendo un revolcón a los subsidios que entrega el Estado, especialmente los regresivos, como los que se hacen a través del régimen público de pensiones.

¿Cuál cree que debe ser la fórmula para combatir el desempleo y mejorar en este indicador?
En el corto plazo, un plan de choque en infraestructura pública puede ser útil para acelerar la creación de empleo, especialmente el no calificado. Esto se podría complementar con incentivos transitorios para la creación de empleo formal, a través del subsidio por parte del Gobierno de los aportes a pensión, cajas de compensación y riesgos laborales, equivalentes a 16,5% del salario. Pero no hay que olvidar que el país tiene un problema estructural de altos niveles de desempleo. Por eso la importancia de estudiar una reforma laboral, que actualice nuestra legislación frente a las nuevas realidades y nos prepare para enfrentar los retos de los próximos 20 años.

¿Cómo califica el manejo fiscal de la pandemia de parte del Gobierno?
En general, ha sido acertado. Se ha utilizado el espacio fiscal disponible y se han tomado medidas que van en la dirección correcta. Destaco la buena coordinación entre el Gobierno y el Banco de la República. Muy importante el esfuerzo de protección al ingreso a través del Ingreso Solidario.  Ojalá se puedan aumentar los montos transferidos por familia. Creo que se habría podido mejorar la velocidad de implementación de algunas medidas, como las líneas de crédito garantizado para las empresas y el subsidio a la nómina, pues ha sido excesivo el tiempo que transcurre entre los anuncios y su efectiva implementación.

¿Es necesario una nueva tributaria?
Indiscutiblemente. El Gobierno anunció que se necesitan ingresos adicionales de 2% del PIB a partir de 2022. Estamos de acuerdo, las cuentas de mediano plazo no cierran sin una reforma tributaria. Esta reforma deberá eliminar exenciones, aumentar el número de personas que declaran renta y continuar profundizando la progresividad de la tributación a las personas. Se debe ampliar también la base gravable del IVA o incluso revisar la viabilidad de una tarifa única, pero más baja, de impuesto al consumo. Me gusta también la idea de profundizar los impuestos verdes, como algunos introducidos en 2016. Estos impuestos suben el recaudo y dan señales claves al sector privado en materia de desarrollo sostenible.

¿Cómo dejar de depender de los ingresos petroleros?
La implementación del Conpes de la política de desarrollo productivo. Es un documento claro, preciso y comprensivo, que habla de las fallas de mercado, de gobierno y de coordinación que han imposibilitado una mayor diversificación de nuestro aparato productivo. Una parte importante de esta agenda tiene que ver con remover las barreras a la competencia, que imposibilitan el cambio tecnológico y la adopción de mejores prácticas empresariales. La concentración de pocas empresas, la protección y las barreras a la entrada nunca han sido ni serán una buena receta para la innovación y el aumento de la productividad.

Mauricio Santamaría

“Necesitamos un estatuto tributario más competitivo”
El exministro de Protección Social y hoy presidente de Anif, Mauricio Santamaría, señaló que para crecer hay que continuar con la apertura de la economía, y abonar el terreno para que el otro año la nueva tributaria reforme el estatuto actual.

¿Cuál es su principal propuesta para la recuperación económica?
La principal propuesta hay que dividirla en el tiempo: en el corto plazo se debe seguir abriendo la economía paulatinamente. Incluso los sectores relacionados con los servicios, transporte, restaurantes, servicios personales que generan mucho empleo y son jalonadores de la demanda muy grandes, y allí reside gran parte de la reactivación en el corto plazo. Ya el próximo año tendremos que hacer propuestas agresivas en materia de infraestructura, de construcción de vivienda privada. Y en el mediano y largo plazo tenemos que mejorar la productividad; aumentar la apertura comercial; mayor competencia y crecimiento, y seguir modernizando el mercado laboral.

¿Cómo superar el aumento de la deuda y el exceso de gasto a futuro?
No hay duda de que la deuda va a aumentar bastante. El Gobierno lo dijo en el Marco Fiscal, que la deuda va a superar 60% del PIB. Este año vamos a tener un déficit grande y todo eso habrá que pagarlo en el futuro, y realmente solo hay dos maneras de pagarlo, y por eso es tan importante esa discusión ahora. En primer lugar, tendremos que abordar una reforma tributaria profunda y seria, no hay duda de que en los próximos 10 años necesitaremos entre 8 y 10 puntos del PIB de recaudo adicional y eso lo vamos a lograr solo empezando el año entrante con una reforma de ese corte. Lo segundo es el crecimiento económico que es clave para que el recaudo aumente y reduzcamos la deuda.

¿Cuál cree que debe ser la fórmula para combatir el desempleo y mejorar en este indicador?
El mercado laboral siempre ha sido un tema importante en Colombia dado que presenta muchas ineficiencias, es un mercado bastante excluyente, cuando la economía crece bastante seguimos siendo un país con un desempleo y una informalidad alta. Sin duda debemos abordar el tema hacia futuro y obviamente hay temas de capital humano fuera de las regulaciones del mercado laboral que también ayudarían a reducir el desempleo: en particular, la mejora de la educación pública, que permita a las personas acceder a educación técnica, tecnológica o profesional de alta calidad, y de esa manera se pueden reducir las tasas actuales.

¿Cómo califica el manejo fiscal de la pandemia de parte del Gobierno?
El manejo fiscal que le ha dado el Gobierno a la crisis de la pandemia ha sido acertado. Ha entendido claramente que el gran problema son los ingresos y la liquidez tanto para hogares como empresas y el mismo Gobierno. En este momento no hay que pensar en reglas fiscales, ni nada por el estilo. Creo que hay que aumentar el gasto; proteger a la población más vulnerable y el empleo. Esas deben ser las prioridades y atenderlos con todo lo que se pueda. Ahora, nunca el Gobierno será capaz de reemplazar la economía y por más de que le meta plata a los hogares y las empresas, eso no va a reemplazar a la economía por un tiempo prolongado porque no hay plata que alcance. Es por eso que seguir abriendo la economía es fundamental. No puedo hablar de errores, porque es una situación inédita y de incertidumbre, lo único que digo es que, de pronto, en este momento, necesitamos más de agilidad en las transferencias para que entre más rápido esta liquidez a la economía. El manejo el año entrante será difícil y debemos ser cuidadosos porque el problema fiscal sin duda va a ser grave en 2021 y en lo que sigue, y eso lo vamos a tener que pagar todos los colombianos a través de mayores impuestos.

¿Qué debe tener la nueva reforma tributaria?
Colombia aumentará el déficit a 8 puntos del PIB, y ya traíamos un déficit entre 1 y 2 puntos antes de la pandemia, porque gastamos bastante más de lo que recaudamos y tenemos, además, fuera de la pandemia, necesidades en materia de educación, salud, e infraestructura. Todo esto nos habla de que tendremos un déficit a cubrir en los próximos, 10 o 12 años, entre 8% y 10% del PIB y de eso no hay duda. Y para eso se tendrá que hacer en 2021 o a más tardar en 2022. Eso quiere decir que sí necesitamos una reforma, y esa reforma tiene que basarse en la progresividad y así revisar las exenciones que no son justificadas, tanto en el impuesto de renta como en el IVA. En segundo lugar, lograr que muchas más personas naturales paguen impuestos y estén registradas ante la Dian. Y, en tercer lugar, tener un estatuto tributario más competitivo que el actual, que fortalezca las devoluciones del IVA, pero que no sea regresivo, y no nos haga perder competitividad y así mejorar el recaudo. Esto solo se puede cumplir olvidándonos del estatuto tributario que tenemos en este momento. Yo creo que no podemos seguir haciendo ajustes a un estatuto tributario que ya cumplió sus funciones. Hay que empezar de cero con un estatuto tributario nuevo que incluya estos tres principios.

¿Cómo dejar de depender de los ingresos petroleros?
Para dejar de depender de estos ingresos hay que aumentar la productividad y la apertura al comercio exterior. Quitarnos el sesgo antiexportador, y esta apertura debemos combinarla con políticas específicas de aumento de la productividad que están relacionadas con políticas que permitan el fortalecimiento de otros sectores. En particular, es claro que Colombia es una potencia en el sector servicios, y creo que tenemos que explotar más eso para mejorar las exportaciones. Somos muy buenos en la producción de servicios fundamentales; tenemos que darle un empuje al agro que se ha achicado bastante en los últimos 20 años y tenemos que buscar más mercados. Cuando Venezuela recupere la dinámica económica, ellos sin duda nos ayudarán en la diversificación, como lo hicieron antes de entrar en la gran crisis en la que están. Pero eso tomará algunos años, recuperar esos US$8.000 millones. Pero en general tenemos que tomar acciones en infraestructura, en el mercado laboral, en materia de impuestos, que para las empresas son muy poco competitivos en comparación con el resto del mundo, entonces la ruta es difícil para dejar de ser dependientes del ingreso petrolero.

LOS CONTRASTES

  • Óscar Iván ZuluagaExministro de Hacienda

    “La tributaria debe discutirse a partir de que la economía se estabilice y ello solo vendrá en 2021 cuando podamos hacer cuentas precisas del costo que asumimos para sortear la crisis”.

  • Andrés RosasDecano de Economía de la Universidad Javeriana

    “Un subsidio de desempleo puede ser una buena idea porque la seguridad tiene un efecto positivo y, en este momento, podría ayudar a acelerar la recuperación de la economía que de por sí va a ser lenta”.

MÁS DE PROYECTO DE HISTORIA DE LA INFORMACIÓN ECONÓMICA

Hacienda 23/06/2015 “La regla fiscal en una recesión es un poco suicida”

Salomón Kalmanovitz es de los historiadores de la economía más reconocidos y sus ensayos son de obligatoria lectura en todas las universidades. 

Hacienda 03/07/2020 Las propuestas para reactivar la economía de María Mercedes Cuéllar y Cecilia López

Dos de las economistas más importantes del país señalan que la Nación debe enfocarse en reactivar la demanda y generar más empleo

Hacienda 30/06/2020 Las propuestas de los exministros de Hacienda para recuperar la economía nacional

Economistas históricos y nuevas promesas del país darán a conocer cuáles son sus recetas para que Colombia se recupere tras la crisis

MÁS PROYECTO DE HISTORIA DE LA INFORMACIÓN ECONÓMICA