Especiales La República

Proyecto de Historia de la Información Económica


El Proyecto de Historia de la Información Económica busca identificar durante las seis últimas décadas (1954-2014) los hechos, noticias y decisiones financieras, empresariales y de política pública que han formado la estructura económica del país.

Los exjefes del Ministerio de Hacienda explican cuáles son los sectores a priorizar para que el PIB vuelva a crecer

Gabriel Forero Oliveros - gforero@larepublica.com.co

La tercera reforma tributaria de este Gobierno es inevitable por más de que en esta época de pandemia se hable de que es una discusión para el futuro. Sin embargo, después de la presentación del Marco Fiscal de Mediano Plazo, la administración de Iván Duque destacó que prevé tener ingresos por 2% del PIB, lo que, a los ojos de los exministros de Hacienda, Mauricio Cárdenas y Rudolf Hommes, es un imperativo.

Por un lado, el jefe de la cartera económica en el gobierno de César Gaviria señaló que se tendrá que hacer la ‘madre de todas las tributarias’ y reformar todo el estatuto para poder mitigar el impacto que deja la crisis; mientras que el titular de Hacienda con Juan Manuel Santos advirtió sobre su necesidad y llamó la atención de que esta debería ser una ley que sume por tres las que ya han salido.

Más allá de hablar sobre la situación tributaria, los economistas dieron sus claves para la reactivación y dijeron que en sectores como el agropecuario, la vivienda y la infraestructura puede haber pilares para que el país retome la senda de crecimiento por encima de 4%.

En esta entrega sobre las propuestas económicas, uno de los puntos que llama la atención entre las respuestas de los expertos es su visión diferente sobre los ingresos petroleros, pues Hommes advierte que de seguir dependiendo del commodity, Colombia no saldrá del subdesarrollo, mientras que Cárdenas respondió que no es momento para esa idea, pues es una actividad que puede proveer ingresos rápidos para la inversión y recuperación.

Rudolf Hommes

“Necesitamos la madre de todas las reformas tributarias”

Rudolf Hommes es de los pocos políticos que puede decir que estuvo todo un gobierno en el mismo cargo. Él fue el encargado de llevar las riendas del Ministerio de Hacienda con el presidente Gaviria y hoy, para recuperar la economía, propone dinamizar el agro, y reformar el mercado laboral y todo el estatuto tributario.

¿Cuál es su principal propuesta para la recuperación económica?
Mi principal propuesta es dinamizar la producción agrícola con el objetivo de duplicar el PIB agropecuario entre los próximos cinco y siete años, comenzando ya con las inversiones que se requieren, y organizando un esfuerzo para proveer asistencia técnica y crédito en forma eficiente a productores pequeños y medianos.

¿Cómo superar el aumento de la deuda y el exceso de gasto a futuro?
La deuda pública puede aumentar más de 10 puntos del PIB como consecuencia de la pandemia. Saliendo de ella tendremos que diseñar un plan quinquenal para devolver el nivel de endeudamiento al actual, por lo menos. Esto requiere un aumento importante de los ingresos y un esfuerzo para racionalizar el gasto. Lo primero se logra creciendo aceleradamente y subiendo el recaudo de impuestos nacionales y locales. Para bajar el gasto tendríamos que despedirnos del clientelismo, la mermelada, la corrupción y el desperdicio de recursos mal asignados.

¿Cuál cree que debe ser la fórmula para combatir el desempleo y mejorar en este indicador?
La mejor fórmula para reducir el desempleo es poner a la economía a crecer otra vez por encima de 4% anual. Esto requiere inversión pública mientras se recuperan las empresas, cambio técnico, mejor educación y mucha voluntad política. Mientras tanto, deberíamos tener a nivel local y nacional programas públicos de empleo de emergencia con énfasis en dar empleo a jóvenes, mujeres y personas mayores de 50 años que desdeña el mercado laboral. Una reforma temporal, pero radical del régimen laboral podría ayudar.

¿Cómo califica el manejo fiscal de la pandemia de parte del Gobierno?
¡No quisiera estar en el lugar del ministro de Hacienda! No me aterra que se haya quitado de encima la regla fiscal, pero me da susto que se desborde el gasto sin atender las necesidades más urgentes de los más necesitados.

¿Es necesario una nueva reforma tributaria en el corto plazo?
Si no emprendemos la tarea de concebir y hacer aprobar un estatuto tributario a partir de cero, para sustituir el actual, vamos a estar haciendo tributarias insuficientes todos los años. Tenemos que acometer la tarea de tener un Estado que no le quede chiquito al país y para eso se tiene que contar con un sistema tributario que provea los recursos que demanda ese Estado hecho a la medida de las necesidades y aspiraciones del país. Necesitamos la madre de todas las reformas tributarias.

¿Cuál debería ser la hoja de ruta para dejar de depender del petróleo?
La hoja de ruta tiene que pasar por reconocer que con la estructura actual de la economía no vamos a superar la mediocridad y el subdesarrollo. Necesitamos exportar mucho más y cambiar la canasta productiva. Y esto lo tenemos que lograr a partir del Gobierno, empresas y universidades.

Mauricio Cárdenas Santamaría

“El trabajo del próximo Gobierno será reducir la deuda”

El exministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, no desliga la propuesta de reactivación a una política pro empleo. Además, señala que es clave no incentivar la idea inmediata para dejar de recibir los ingresos petroleros, pues ellos ayudarán en la inversión, con una situación fiscal presionada.

¿Cuál es su principal propuesta para la recuperación económica?
La reactivación y las medidas para la reducción del desempleo deben ir de la mano. No se pueden analizar por separado. Es decir, la reactivación debe privilegiar la generación de empleo. Las actividades intensivas en capital no son la prioridad en este momento. Esto quiere decir que las intervenciones del Gobierno deben ser muy selectivas y focalizarse en las áreas con mayor efecto multiplicador de corto plazo, incluyendo una selección de iniciativas en función de la cantidad de empleos generados por peso invertido. Es una discusión más técnica que política. Aquí lo que se necesita son empleos, y rápido. Las presiones de los políticos y de las regiones, incluyendo los megaproyectos que se demoran años en materializarse, deben pasar a un segundo plano. Se deben pesar intervenciones de alto dividendo, y no experimentar. En el país las que más han servido han sido las de vivienda, pero más allá está la infraestructura, y para ello será necesario tramitar una reforma que permita usar los recursos de las regalías de forma más rápida.

¿Cómo superar el aumento de la deuda y el exceso de gasto?
La deuda del Gobierno seguramente llegará este año a 66% del PIB y es muy posible que siga subiendo, especialmente si el déficit fiscal se mantiene alto y la economía no rebota de manera vigorosa. No podemos descartar que la deuda pública llegue a 70% del PIB en 2021. El trabajo del próximo Gobierno será reducir el endeudamiento por medio de un plan realista y creíble. El nivel actual de endeudamiento es aceptado como una circunstancia excepcional, pero no puede ser la nueva normalidad para Colombia.

Desde 2021 se debe iniciar un proceso de ajuste gradual, que conjugado con una economía que crezca a más de 4% por año, ayudará a reducir la deuda. Una ruta viable puede evitar la pérdida del grado de inversión. En ese ajuste, por el lado del gasto, será la oportunidad de hacer un presupuesto de base cero, es decir, replantearnos lo que hace el Estado y no tomar nada como inamovible. Todos los programas deben tener una clara justificación. No debemos hacer nada por inercia o porque “siempre ha sido así”. Todo gasto público debe justificarse como si estuviera empezando de cero.

¿Cómo califica el manejo fiscal de la pandemia de parte del Gobierno?
La Universidad de Oxford tiene un índice de respuestas del Gobierno que hace monitoreo día a día. Ese índice tiene dos variables: aislamiento y salud, y apoyo económico. En las dos, Colombia aparece como un país que adoptó rápido las medidas, y el país está entre el 25% de los que ha tomado decisiones con más intensidad. No es un indicador de efectividad, pero nos dejan bien en el escenario internacional. El país ha tomado medidas oportunas como los apoyos económicos y los incentivos, y destacaría el suministro de información. Entre los desaciertos está la evidente falta de coordinación entre Gobierno Nacional y locales, y el manejo del día sin IVA.

Es acertado aumentar el déficit a 8,2% del PIB. Refleja la necesidad de utilizar la política fiscal con un criterio anticíclico. Cuando hay una caída muy pronunciada en la actividad económica, la política fiscal se debe utilizar para evitar un daño mayor. En cuanto al Marco Fiscal de Mediano Plazo (Mfmp), hay dudas porque tiene unas estrategias que sumadas lo hacen de muy difícil cumplimiento. Por ejemplo, supone que en 2021 se desmontan todos los gastos anticíclicos y eso lo veo difícil. El segundo supuesto es incrementar en 2021 los ingresos fiscales en 0,2% y veo poco probable dada la caída en la base gravable correspondiente a este año. Pero lo más audaz son privatizaciones por $12 billones en 2021. Toda venta es polémica, pero más cuando se trata de activos que suman dos veces el valor de Isagen.  A no ser que el Gobierno quiera venderlos a otras entidades del sector publico, en cuyo caso se consiguen el ajuste contable pero no se ha logrado una verdadera enajenación. El Mfmp tiene medidas audaces, pero sumadas todas son prácticamente imposibles de lograr, razón por la cual no genera la credibilidad necesaria. Sin embargo, prefiero darle el beneficio de la duda al equipo económico que lo diseñó porque necesitarán mucho apoyo antes que los políticos, dentro y fuera del gobierno, lo hagan ropa de trabajo.

¿Es necesaria la reforma tributaria en el corto plazo?
La reforma que se plantea en el Mfmp equivale a 2% del PIB. Esto es tres veces una reforma normal. Hacer algo así en un año preelectoral es un reto monumental.  No veo a los congresistas que quieren reelegirse aprobando un aumento de impuestos de esa magnitud. La reforma debe deshacer medidas que se adoptaron en la última, y que no tienen mayor justificación como el descuento del ICA del impuesto de renta.

¿Cómo dejar de depender del petróleo?
El país no debe buscar el objetivo de reemplazar los ingresos petroleros. Estos se necesitan para la reactivación, porque necesitamos que haya ingresos y el Estado juega un papel importante, pues este puede ser uno de los sectores que más rápido le dé recursos.

LOS CONTRASTES

  • Jorge RestrepoEconomista y profesor universitario

    “La idea de los presupuestos cero es muy útil y oportuna después de cambios importantes. Lo veo difícil por el esfuerzo que requiere, pero hay que hacerlo para redefinir las prioridades”.

  • Carlos SepúlvedaDecano de Economía de la Universidad del Rosario

    “Lo importante es que el gasto actual se redireccione para que sea más eficiente y que, adicionalmente, se despeje el panorama fiscal con una reforma tributaria que genere tranquilidad”.