Educación

Los mejores y peores colegios de 2019


Le presentamos el ranking de los mejores colegios a partir de las pruebas Saber

Los colegios de calendario B obtuvieron mejores resultados en las pruebas de Estado.

Mario Chaves Restrepo - mchaves@larepublica.com.co

Escoger un colegio entre los más de 14.000 que hay en Colombia no es una tarea fácil para ningún padre de familia, y más en una época en la que las metodologías educativas están cambiando, marcadas por las nuevas tecnologías. En ese contexto, una guía práctica para elegir el sitio de estudio para sus hijos es el resultado del colegio en las pruebas de Estado, ya que un buen desempeño en estas facilita el acceso a la educación superior en las principales universidades.

Teniendo esto presente, LR elaboró un ranking de los mejores colegios del país y en algunas ciudades. Para hacer esta cuenta, utilizamos los resultados agregados de las pruebas Saber 11 del primer y segundo semestre de este año, publicadas en la página del Icfes, y calculamos el promedio ponderado de la calificación, de acuerdo con las guías de la entidad (vea las tablas completas y la guía para el desarrollo de los promedios en la parte final de este texto o acceda directamente a la página del Icfes). Finalmente, aplicamos un último filtro, que fue excluir del listado a los colegios con menos de 10 estudiantes participando en la prueba.

Dentro de las primeras 10 entidades, solo hay tres ciudades: Cali, Floridablanca y Bogotá, y llama la atención que dentro de los primeros 25 colegios del listado no aparece ninguno de Medellín o sus municipios aledaños (como Sabaneta o Envigado). El primero de esta ciudad, el Montessori, está en la posición 45 del ranking.

De acuerdo con Helen Orjuela, profesora de economía de la Universidad Externado, esta situación es “paradójica”, debido a que los mensajes de la política pública de la capital de Antioquia han apuntado en el último tiempo a hacer de esta ciudad ‘la más educada’.

Carlos Roberto Peña, director de Sapiens Research, indicó que esta situación de los colegios de Medellín es un tema netamente coyuntural. Al hacer el análisis de los puntajes promedio de todos los colegios evaluados, el de las entidades de la capital de Antioquia (248,22) es mejor que el de los colegios en Barranquilla (243,76), pero es peor que el de los colegios en Cali (252,35) y Bogotá (264,29).

LOS CONTRASTES

  • Helen OrjuelaProfesora de la Universidad Externado

    “Lo de Medellín puede ser coyuntural, puede ser una señal de alerta, pero es poco contraintuitivo, porque las políticas públicas en la ciudad han ido hacia la más educada”.

  • Carlos Roberto Peña BarreraDirector de Sapiens Research

    “La diferencia entre calendario A y B está en el efecto escuela que producen las firmas de acreditación del calendario B. Esos colegios están apuntando no solo a lo que exige Colombia”.

Este buen desempeño capitalino también se ve en el hecho de que, si bien los colegios bogotanos no llegan al podio, son los grandes dominadores del listado, debido a que 15 de los 25 mejores están en la ciudad.

Otra de las tendencias que se observa en el listado es que los colegios de calendario B tienen mejores resultados que los de calendario A. Esto, de acuerdo con Orjuela y Peña, se debe a que los colegios de la primera categoría, alineados con los estándares internacionales (desde el mismo calendario), se preparan mejor.

“Muchos de los colegios de calendario B se preparan para pruebas internacionales que son más exigentes, al punto que muchos de ellos tienen hasta grado 12, lo que implica más escolaridad”, resaltó Orjuela.

Un elemento adicional que salta a la vista en los resultados es la brecha gigantesca que hay entre instituciones privadas y públicas. En la lista de los 25 mejores del país no hay colegios oficiales, el primero de los que aparece es el Liceo Integrado de Bachillerato de la Universidad de Nariño, y en el listado de los cinco mejores entre las principales ciudades solo sobresale la Institución educativa distrital Alexander von Humboldt, en Barranquilla.

Esta brecha entre los colegios públicos y privados, de acuerdo con Peña, revela los fuertes retos que tiene la educación pública en el país. “Eso demuestra la calidad tan poco buena de los colegios oficiales. Un inmenso porcentaje de los colegios públicos está en una grave situación académica. En el Ranking Col-Sapiens 2019, de los más de 9.300 colegios públicos activos del país, solo clasificaron un poco más de 100. Son contados los que se destacan en el aspecto académico, pero es porque aplican estrategias administrativas y pedagógicas muy buenas o porque tienen acompañamiento de entidades externas".

Para Orjuela, esta brecha entre la educación pública y la privada es resultado de los problemas que hay en las metodologías de los colegios públicos, pero resaltó que al mirar los resultados de los estudiantes, y no de los colegios, se puede encontrar que hay individuos con buenos resultados.

“Las recientes políticas educativas, como la de los pilos o la Generación E, han estimulado a los estudiantes de los colegios oficiales a sacar mejores resultados en las pruebas de Estado para poder acceder a estas iniciativas e ir a la universidad. Si bien en el agregado esto puede que no se note, cada vez son más los jóvenes aptos para hacer parte de los programas educativos del Gobierno”, resaltó Orjuela.

Independientemente de los rankings, la directora del Icfes, María Figueroa, resaltó la importancia de la inclusión de los estudiantes en situación de discapacidad en las pruebas. “Nuestro proyecto de inclusión empezó en 2017 y lo que tiene como objetivo es darle la oportunidad a los estudiantes para que hagan parte de nuestras pruebas. En el Saber 11 A de 2018 tuvimos 843 apoyos y en el Saber 11 A de 2019 tuvimos 2254 apoyos”, indicó.

Sobre la calidad de la educación del país, Figueroa explicó que las mejoras ya se empiezan a ver en los resultados internacionales. “En Pisa, lo más importante es ver tendencia, y estas son positivas. Si uno compara los resultados de Colombia en 2006 y los de la última medición, la tendencia es positiva en términos de matemática, ciencias y lenguaje. Los cambios en educación toman un tiempo, pero se están viendo. En ese examen, lo más importante son los niveles de desempeño. Ahí, si uno mira las tendencias, lo que ve es que los estudiantes colombianos han ido migrando a niveles de desempeño más altos, aunque claramente nos falta”.

El caso de los colegios de Floridablanca
En el listado de los primeros tres colegios, el primero es uno de Cali: el bilingüe Diana Oese. Llama la atención que el podio del desempeño en las pruebas Saber lo cierran dos colegios de un municipio que no está entre las grandes ciudades: Floridablanca, en el departamento de Santander, con los colegios Nuevo Cambridge y La Quinta del Puente. De acuerdo con Helen Orjuela, profesora de la Universidad Externado, estos son tres ejemplos que muestran que la buena educación no está solo en Bogotá.

Los mejores colegios por ciudad: