Tecnología

Facturación electrónica


El uso de la tecnología en la mejora de los procesos operativos y financieros de las empresas ya es una obligación

Según la Dian, en Colombia cada día cerca de 2.500 empresas se han unido a este proceso, del que destacan como ventaja su seguridad

Salomón Asmar Soto - sasmar@larepublica.com.co

A partir del 1 de noviembre, según lo indicó la Dian, todas las empresas del país deben facturar electrónicamente, un proceso que traerá muchos beneficios para las empresas colombianas, así como para el desarrollo de las competencias digitales. Si usted es una persona natural que debe hacerlo, o si es su empresa la que lo necesita, en el territorio nacional hay muchos proveedores tecnológicos certificados por el Estado para asistirlo en este proceso.

Tal y como lo indica un estudio realizado por el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias, CIAT, es más económico facturar electrónicamente que por las modalidades tradicionales de facturación. Este ahorro puede representar hasta un 80% de los gastos frente a la gestión de facturas en papel.

Además, la entidad explicó que hacerlo simplifica los trámites internos en las empresas, principalmente generación, recepción, contabilidad, gestión documental, comercial y compras; de manera amable permite la recuperación de información al estar siempre disponible en línea, en formato electrónico, validada previamente por la Dian y como soporte adecuado.

A pesar de lo anterior, no todas las empresas se han acogido a este nuevo régimen. Según la Dian, en Colombia cada día cerca de 2.500 empresas se han unido al proceso de facturación electrónica, del que destacan como ventajas su seguridad, portabilidad y la reducción de costos a comparación del papel.

Para muchas empresas, en especial las pequeñas, facturar electrónicamente puede ser visto como un proceso complicado, o costoso, pero no hay nada más lejano a la realidad.

Pensando en reducir la complejidad y en aumentar la eficacia de los procesos relacionados a la facturación de las empresas, Facture, una empresa certificada por la Dian, ofrece diferentes planes que se ajustan a las necesidades de todas las empresas. Por ejemplo, una mipyme no requerirá de la misma cantidad de facturas electrónicas que las grandes compañías, por lo que los costos son diferentes.

Facture ofrece a sus usuarios cuatro tipos de planes, adaptados al tamaño y a las necesidades de las empresas. El primero, el plan micropyme que cubre 60 facturas facturas electrónicas y documentos por un valor de $15.000 mensuales/pago anual, el plan emprendedor, el cual cubre hasta 150 facturas electrónicas por un valor de $24.500 mensuales/pago anual. El empresarial, permite hasta 500 facturas electrónicas y documentos al año, pero el pago es de $35.500 al mes/pago anual, Y, por último, el plan corporativo donde el cliente puede tener hasta 1.200 facturas electrónicas en 365 días, por un valor total de $50.500 mensuales/pago anual.

Además, la empresa ofrece también recargas prepago, por las cuales el cliente puede pagar una cantidad para un número específico de facturas electrónicas. Por ejemplo, si de 50 documentos se trata la tarifa es de $25.000; 100 facturas $45.000 e, incluso, $182.250 por 500.

Estos planes, indicó la empresa, incluyen el formato estándar para representación gráfica, capacitaciones virtuales grupales de lunes a viernes y líneas de soporte al cliente.

Siendo el último plazo el 1 de noviembre, muchas de las empresas deberán agilizar estos procesos de facturación electrónica, necesario no solo ante entidades como la Dian, sino también al ser una buena práctica en la nueva normalidad del covid-19, que requiere de procesos digitales, rápidos y eficaces.