Tecnología

Facturación electrónica


El uso de la tecnología en la mejora de los procesos operativos y financieros de las empresas ya es una obligación

Según Certicámara los facturadores electrónicos deben remitir primero a la Dian la factura electrónica para que esta la valide y dé su visto bueno, previo a que sea enviada al adquirente

Ximena González - xgonzalez@larepublica.com.co

La Ley 2010 de 2019 así como recientes resoluciones emitidas por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian), han introducido varios cambios a la facturación electrónica. El principal es la adopción de un nuevo modelo que implica cambios sustanciales tecnológicos a implementar por grandes y medianas empresas.

Pero, ¿en qué consiste este nuevo modelo? Según explicó Certicámara, los facturadores electrónicos deben remitir primero a la Dian la factura electrónica para que esta la valide y dé su visto bueno, previo a que sea enviada al adquirente. De esta forma, únicamente las facturas que sean validadas previamente por la Dian tendrán reconocimiento tributario. Lo anterior supone un cambio radical frente al modelo del Decreto 2242 de 2015, que no contemplaba esta validación y que consistía en el envío de la factura electrónica a la Dian y al adquirente, al mismo tiempo.

La Dian exige el uso de la firma digital que permitirá garantizar la autenticidad e integridad de la factura.

Según Certicámara S.A., para alcanzar los resultados esperados frente al nuevo modelo, los proveedores tecnológicos son aliados de miles de empresas, pues además de que interconectarán los sistemas contables a la nueva plataforma de facturación electrónica con validación previa de la Dian, deberán también cumplir con una serie de obligaciones establecidas en la Ley de Crecimiento Económico.

Vale destacar que hoy en día se presentan dos calendarios para iniciar la expedición de la factura con validación previa.