Construcción

Cerritos, el nuevo desarrollo inmobiliario de Pereira


Conozca los proyectos que se están desarrollando en esa parte de la capital de Risaralda

Este 2019 Camacol Risaralda puso en marcha el Club Manos a la Obra, como una iniciativa de establecer un vínculo con los maestros de obras

Julián Vélez Robledo

No son ajenos los empresarios de la construcción en Risaralda a la responsabilidad social que tienen en sus negocios. Tanto a nivel gremial, impulsadas por Camacol, como en la mayoría de las empresas reconocidas como líderes en la construcción de obras públicas y privadas existen iniciativas para mejorar la calidad de vida de los diferentes públicos, bien sean empleados, clientes o comunidades.

Este 2019 Camacol Risaralda puso en marcha el Club Manos a la Obra, como una iniciativa de establecer un vínculo con los maestros de obras, oficiales, albañiles y todas las personas relacionadas con la actividad constructora mediante la formalización de sus quehaceres.

“El propósito es fortalecer la competitividad del sector y sobre todo velar por la formación de un grupo de personas que desarrollan la actividad de la construcción, pero no tuvo la oportunidad de formarse.”, afirma Víctor Baza Tafur, Gerente de Camacol Risaralda.

El Club Manos a la Obra, con el acompañamiento del Sena, se propone realizar periódicamente eventos de formación en temáticas de la construcción con el objetivo de profesionalizar su quehacer.

Más allá de esta iniciativa conjunta, por iniciativa propia muchos constructores tienen prácticas ejemplares de responsabilidad social empresarial.

Por ejemplo, Gerenciar, una de las más reconocidas empresas constructoras de la ciudad y la región, en su proyecto Villaverde de la ciudad de Pereira, se desarrolló un proyecto integral que aparte de las construcciones civiles construyó un parque lineal y una zona para reforestación.