Industria

Emprendimiento


Pese a la falta de financiación, cada vez son más los colombianos que deciden emprender su propio negocio. LR presenta un informe sobre las unidades de emprendimiento de las universidades, los grandes grupos empresariales, las opciones para obtener recursos y el papel de las cámaras de comercio.

Los prototipos y las validaciones en el mercado real que se realizan con los clientes son claves en su desarrollo para las empresas.

Andrés Octavio Cardona - acardona@larepublica.com.co

Para quienes inician con sus proyectos emprendedores contar con acompañamiento y procesos reales que instalen la capacidad de innovación de manera permanente, con el propósito de cultivar compañías sostenibles en el tiempo, es uno de los principales atributos que puede marcar la diferencia para una startup o la consolidación de una mediana o gran empresa en Colombia.

Este acompañamiento se realiza en el Laboratorio de Innovación, estrategia que impulsa la Alcaldía de Medellín, la Secretaría de Desarrollo Económico, Sapiencia y la Corporación Ruta N, que ha impactado a 170 empresas, generando 57 prototipos luego de tres meses de apertura. Andrés López, gerente de Innovación Organizacional de Ruta N, indicó que en este escenario se realiza el acompañamiento por medio de cuatro sesiones en las que con la construcción de prototipos y validaciones en el mercado real, “se busca generar servicios innovadores más que productos y cultivar métodos efectivos que van más allá de la infraestructura o tecnología de un laboratorio, ya que esto por sí solo no garantiza que una idea se materialice y sea exitosa”.

Con próximos enfoques para los sectores educativos y de gobierno, el Laboratorio de Innovación también busca “tangibilizar las ideas y que no se queden a medio camino, por lo que es muy importante sacar a las personas de las oficinas y de las empresas para cuestionar con los clientes y diseñar modelos de negocio que se comprueben, ya que de cada 100 ideas que llegan, 80 son transformadas totalmente como resultado del acompañamiento en el laboratorio”, agregó López.

En esta tarea también es importante la labor que desarrolla el Centro de Desarrollo del Espíritu Empresarial (Cdee) de la Universidad Icesi en Cali, donde se apoyan los procesos de generación, estructuración y fortalecimiento de empresas a través de Start-Upcafé, el Centro Alaya, Propyme y a través de la operación de programas especiales como Apps.co del ministerio de las Tecnologías, la Información y las Comunicaciones en su fase de descubrimiento de negocios, lo que ayuda a fortalecer la triada universidad-empresa-Estado como pilar de la innovación empresarial.

Los think tanks también aportan su conocimiento

Las causas sociales son eje de la innovación que desarrollan entidades como la Fundación Ideas para la Paz (FIP), un centro de pensamiento independiente que nació en 1999 por iniciativa de varios empresarios preocupados por el empuje del sector empresarial como un actor clave en la resolución del conflicto colombiano. La FIP, que ha sido destacada como uno de los think tanks más importantes de América Latina, “es el resultado de procesos de innovación de empresarios visionarios”, indicó María Victoria Llorente, su directora ejecutiva.

LOS CONTRASTES

  • Ana Lucía AlzateDirectora del Start-Upcafé de la Universidad Icesi

    “El CDEE de Icesi apoya los procesos de generación, estructuración y fortalecimiento de empresas”.